Stelvio guardia civil
La Guardia Civil renueva su garaje con estos Alfa Romeo Stelvio
Portada presentacion ducati 2019
Así es la Ducati de MotoGP 2019: la Desmosedici GP19
Volkswagen-amarok-at35-5
Volkswagen Amarok AT35 by Arctic Trucks: A por el Círculo Polar Ártico
Kubica temporada 2019
Kubica, sobre su regreso a F1: “En Australia pareceré más un debutante”
Repostaje  pinned
Las matriculaciones de GLP en el último año se disparan: Crecimiento superior al 350%

Skoda Vision RS: Deportivo y eficiente

Ha llegado el momento de conocer lo último de la firma checa, un compacto que adelanta el futuro diseño que tendrán los modelos RS venideros y, además, anticipa las bases de un serio competidor en el segmento para los Volkswagen Golf y Seat León. Entre sus principales armas destacan la hibridación, una imagen deportiva y un gran abanico tecnológico.

Skoda-vision rs concept-2018-1600-04

Si hablamos de deportividad y del fabricante de automóviles checo Skoda, automáticamente se nos vienen a la cabeza las siglas RS. Dos letras que fueron utilizadas por primera vez en 1974 en los coches de rallyes 180 RS y 200 RS, haciéndose populares en todo el mundo tras el éxito del 130 RS.

Desde el año 2000, la firma decidió utilizarlas para identificar a las variantes más deportivas de la gama, unos productos que han ido evolucionando con el paso del tiempo y que gracias al concept que acaba de mostrar la marca con motivo del Salón de París, nos podemos hacer una idea de cómo evolucionarán estas en los próximos años. ¿Su nombre? Skoda Vision RS.

En las imágenes apreciamos un modelo de aspiraciones deportivas, pues, como decimos, trata de anticipar el diseño de futuras versiones RS. En la silueta de este compacto destacan un frontal muy característico con unos rasgos en los que se aprecia una imagen muy dinámica y una trasera en la que destaca un difusor y un alerón de techo que busca optimizar la aerodinámica. Además, la fibra de carbono hace presencia a lo largo de la carrocería, aportando un extra de deportividad y ligereza. La guinda del pastel la ponen unas llantas de 20 pulgadas con un diseño característico.

Cuenta con un interior tecnológico que emplea carbono en la consola central, paneles de puertas y asientos y otros elementos decorativos. También encontramos cristal tallado y hecho a mano por el cristalero checo Lasvit. Interior que además refleja sostenibilidad en sus materiales, otro de los elementos clave de este Vision RS, lo que se ve en el poliéster reciclado que forma en su totalidad la fibra de carbono o las tapicerías de los asientos que parecen casi flotar hechas de Alcántara vegano. A este sofisticado interior le acompañan efectos de luz del panel de instrumentos que interactúan con la pantalla táctil.

  Los componentes orgánicos de la pintura reflejan el calor, reduciendo así la temperatura interior.

El Visión RS mide 4,3 metros por 1,8 de ancho y tiene una altura de 1,43. La distancia entre ejes es de 2,6 metros y su maletero cubica 430 litros. Una de sus grandes bazas es su sistema de propulsión híbrido enchufable, el cual se compone de un propulsor 1.5 TSI de 150 CV y un motor eléctrico de 75 kW (102 CV) de potencia. De forma conjunta, ambos se combinan a la perfección para entregar 245 caballos, transmitidos al asfalto a través de una caja de cambios automática DSG de seis velocidades. Otro de los elementos importantes es un conjunto de baterías de litio con una capacidad de 13 kWh, ofreciendo una autonomía en modo eléctrico de 70 kilómetros.

De esta forma, el concept de Skoda promete una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos, realizando el 80 a 120 km/h en 8,9 segundos. Todo ello con unos niveles de emisiones y consumos reducidos, siendo estos de tan solo 33g de CO2 por kilómetro. También debemos mencionar que las citadas baterías se recargan en 2,5 horas haciendo uso de una estación de carga, además de poder reponer su energía en la toma doméstica de nuestro domicilio.

El conductor podrá elegir entre tres programas de conducción distintos: Normal, EV y Sport.

Esta versión RS incluye tanto en el exterior como en el interior referencias a la competición dado que Skoda ha tenido un papel destacado en el mundo de las carreras desde hace más de 100 años, 117 concretamente, algo que se quiere plasmar en esta variante deportiva. Algunos ejemplos los tenemos en el diseño del volante, el color rojo presente en el habitáculo, los asientos deportivos o unos cinturones de seguridad que recuerdan a los empleados en coches de carreras.