Itv carroceria
Los 3 defectos de la carrocería considerados graves y que te impedirán pasar la ITV
Force india test aleron 2019 1
La normativa de 2019 no satisface a los jefes de equipo
Abt volkswagen touareg gr22 glossyblack 01-2
Volkswagen Touareg by ABT: Traje de gala
Norris-sainz
Norris: “Mi objetivo es vencer a Sainz en cada carrera”
Sin titulo
Así ha quedado este McLaren Senna tras un aparatoso accidente

Skoda Scala: El compacto checo ya está aquí

La firma checa se ha dado cuenta de una de las grandes carencias en su gama de productos actual, un compacto que pueda mirar a los ojos a modelos de otras marcas del grupo como los León, Golf y compañía. Pues bien, ese ejemplar ha llegado y estas son sus principales credenciales.

Scala 34front left

La gama de Skoda ha crecido en gran medida en los últimos años hasta tener una familia con modelos muy a tener en cuenta, como los SUV Kodiaq y Karoq. Sin embargo hacía tiempo que a la marca checa le faltaba algo: un compacto a la altura de los Seat León o Volkswagen Golf y parece que la solución ya está aquí y se llama Skoda Scala.

La marca checa ya nos puso los dientes largos en su día con el concept Skoda Vision RS presentado en el Salón de París y a mediados del mes pasado nos confirmó que un modelo inspirado en este prototipo estaba en camino y que su nombre era Scala, un término han adoptado del latín y que traducido a nuestra lengua significa ‘peldaño’ o ‘escalera’. Por supuesto, esta palabra no fue escogida al azar ya que para el fabricante checo este modelo es “el siguiente gran paso adelante para Skoda en el segmento de los compactos”.

Ahora la marca nos ha dejado ver las imágenes oficiales del interior donde se aprecia un completo sistema de infoentretenimiento que incluye una pantalla independiente de 9,2 pulgadas que se eleva para facilitar la visión y evitar que el conductor tenga que retirar en exceso la mirada de la carretera. El Skoda Scala también puede incluir un Virtual Cockpit personalizable que mide 10,25 pulgadas y permite al conductor seleccionar entre 5 visualizaciones distintas. 

Este habitáculo también tiene un sistema de iluminación ambiental blanca o roja que contrasta con la tapicería de los asientos. Como opción hay disponible un acabado a base de microfibra. La pantalla central está en posición elevada y ante el campo de visión del conductor. Con un tamaño de hasta 9,2 pulgadas, es la más grande en este segmento y está enmarcada por una línea de diseño que repite los contornos del capó. Bajo la pantalla, hay un apoyo ergonómico para la muñeca para manejarla. 

Asimismo, los controles del aire acondicionado en la consola central y los botones para el sistema start/stop, el Selector de Modo de Conducción y el Park Assist, están situados delante de la palanca del cambio de marchas para que se puedan manejar de forma intuitiva. Las salidas de aire laterales se extienden hasta las puertas. Por último, las superficies de espuma suave del panel de instrumentos y de las puertas presentan nuevas texturas de diseño.

Por primera vez en un Skoda, se introducen los intermitentes traseros dinámicos.

En cuanto al exterior, las imágenes oficiales de este modelo relevan su nuevo lenguaje de diseño, el cual le permite ofrecer un coeficiente aerodinámico de 0.29, un cambio que se traduce entre otras cosas en una trasera más elegante en la que las letras Skoda situadas en el portón sustituirán al logo de la marca, pero también una parrilla más imponente y una estética general sobria, pero más elegante. De serie, cuenta con ópticas delanteras y traseras LED, mientras que las versiones full-LED son opcionales. Las llantas disponibles van desde las 15 hasta las 18 pulgadas.

Pero sin duda, lo más interesante son los datos técnicos del nuevo compacto checo. El Skoda Scala mide 4,36 metros de largo, 1,79 de ancho y presenta una altura de 1,47 metros, de modo que es 6 centímetros más largo, 8 más ancho y 1 más alto que el Spaceback, el modelo al que reemplaza. Su distancia entre ejes también es superior 2,65 metros aprovechando las posibilidades de la plataforma modular MQB A0 que le permite contar también con esquemas de suspensión diferentes en el eje trasero, uno de ellos más dinámico que el de serie.

Gracias a estas medidas el interior del Scala ofrece a sus ocupantes traseros 73 milímetros de espacio para sus rodillas, similar al que ofrece el Octavia, toda una referencia en este sentido. A esto se añaden 982 milímetros para la cabeza en la parte trasera.

El habitáculo se remata con un maletero de 467 litros de capacidad, que se pueden ampliar a 1.410 si se abaten los respaldos de los asientos traseros.  

Una de las novedades de este coche es el denominado Control de Chasis Deportivo, que ofrece dos configuraciones distintas y una altura rebajada 15 milímetros. Además del modo Normal, dispone de un modo Sport con características más rígidas para los amortiguadores de válvula reversible, ofreciendo una experiencia más deportiva al conductor. Por otro lado, el conductor podrá elegir entre cuatro modos de conducción distintos (Normal, Sport, Eco e Individual) que afectan a la dirección, respuesta del motor y transmisión. 

En el apartado mecánico nos encontramos con una gama compuesta por cinco opciones diferentes. Las variantes de gasolina son de tres y cuatro cilindros, con cilindradas de 1.0 y 1.5 litros y unas potencias de 95, 115 y 150 CV respectivamente. Las dos primeras van asociadas a un cambio manual de cinco relaciones, mientras que la más potente recurre a uno de seis, pudiendo asociarse a una caja automática DSG de siete velocidades.

Lo mismo ocurre con el representante de los motores diésel, un 1.6 TDI de 115 CV con 250 Nm de par máximo. Más adelante llegará la variante más ecológica de todas, un 1.0 G-TEC de gas natural (GNC) con tres cilindros y una potencia de 90 CV, asociado exclusivamente a una caja de cambios manual de 6 velocidades.

En palabras de Bernhard Maier, presidente del Comité de Dirección de Skoda: “Con el nuevo Skoda Scala, proponemos un nuevo capítulo en la clase compacta de Skoda. Es un desarrollo completamente nuevo que marca referencias en términos de tecnología, seguridad y diseño en esta clase. Así pues, confiamos en que el Scala tiene una gran oportunidad para redefinir el segmento A para Skoda”.

El coche cuenta con hasta nueve airbags, incluyendo uno de rodillas para el conductor, así como airbags laterales traseros opcionales.  Entre los asistentes de seguridad destacan algunos que ya se han visto previamente en modelos de segmentos superiores, como el sistema Side Assist, el Blind Spot Detect, Control de Crucero Adaptativo, Park Assist, Lane Assist y el Front Assist, entre otros.

El Skoda Scala no entrará en producción hasta la primera mitad de 2019 de modo que tendremos que esperar hasta la próxima primavera para verlo en los concesionarios.