Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Semaforo australia 2019
La ausencia de Charlie Whiting se deja notar en los semáforos
Lazareth-lmv-496
Lazareth LMV 496: La moto voladora más estimulante ¡despega!
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
Matzker-defender-mdx-6
Rover Defender MDX: La camper más extrema está aquí

Renault Clio 2019: Un mini Mégane más polivalente y tecnológico

La quinta generación del utilitario de Renault ya está aquí y será una de las apuestas de la marca para el Salón de Ginebra. 

Renault-clio-2019-oficial

Tras 15 millones de ejemplares vendidos, Renault presenta un nuevo Clio, la quinta generación de su icono, un coche que tuvo su primera aparición en 1990. En el exterior se producen sensibles cambios como son un capo con nuevas nervaduras, calandra mas grande y paragolpes delantero rediseñado. 

En cuanto a dimensiones, es 14 milímetros más corto –4,04 metros– pero gana en habitabilidad. La altura de la carrocería baja hasta 30 milímetros y puede incluir nuevos colores como el Naranja Valencia, Marrón Visión y Azul Celadón. En total, hay disponibles 11 colores de carrocería y 3 packs de personalización exterior (rojo, naranja y negro).

Otras modificaciones son unos deflectores por primera vez en un Clio, situados a la altura de los pasos de rueda delanteros. También todas las versiones incluyen faros 100% led. Por su parte el maletero tiene 391 litros y doble piso que facilita la carga y con los asientos traseros permite contar con un piso plano.

Esta quinta generación incluye un interior completamente rediseñado, con nuevos materiales y la tecnologia como una de las características destacadas. En concreto destaca lo que Renault denomina Smart Cockpit, un puesto de conducción más compacto y tecnológico.

Este puesto de conducción esta diseñado en forma de ola y es más ergonómico. Incluye una pantalla multimedia de 9,3 pulgadas, como si de una tablet se tratase e inspirada en el Espace. Orientada hacia el conductor, ofrece mediante su nuevo sistema conectado Easy Link, prestaciones multimedia, de navegación y de «infotainment», además de los reglajes Multi-Sense a los que se accede desde este dispositivo. 

También el nuevo Clio integra por primera vez una pantalla digital en lugar de los tradicionales contadores analógicos del cuadro de instrumentos. Se trata de una pantalla TFT que mide entre 7 y 10 pulgadas y permite personalizar la conducción. La versión de 10 pulgadas integrará la navegación GPS a la visualización. Con sus dos pantallas de 9,3 y 10 pulgadas el nuevo Clio es toda una referencia en este segmento. 

Otros cambios significativos en el habitáculo son un salpicadero renovado y dividido en 3 partes. El volante incluye un airbag más compacto y es más pequeño par así mejorar la visibilidad de la instrumentación. Por su parte la consola central incluye la palanca de velocidades. Puede personalizarse y está iluminada. Los asientos tienen una banqueta alargada, una forma más envolvente y un nuevo reposacabezas. Este interior se puede personalizar con más de 8 ambientes y diferentes sistemas de iluminación ambiental.    

En el aspecto mecánico Renault aún no ha confirmado la gama de motores disponible, pero la principal novedad que serán nuevas versiones realizadas sobre el motor 1.3 turbo de gasolina desarrollado junto a Mercedes y disponibles con hasta 160 caballos de potencia algo que en su variante GT, le permitirán al nuevo Clio pasar de 0 a 100 km/h en unos 8 segundos.

Asimismo, los más asequibles se beneficiarán también de un nuevo bloque de 1.0 litros que reemplazará al 0,9 actual. Además, en el momento del lanzamiento resistirán en la gama las opciones diésel 1.5 dCi con potencias de entre los 75 y los 110 caballos mientras que, en el apartado de las transmisiones se podrá elegir entre cajas manuales de 5 o 6 velocidades –en función del propulsor– o la EDC, automática de doble embrague. Pero sin duda, lo más novedoso será la mecánica híbrida enchufable que también ofrecerá este modelo y que en combinación con sus asistentes a la conducción, que le valdrán el distintivo de nivel 2 de conducción autónoma, adentrarán al pequeño Clio en una nueva era.

 

Todas las previsiones apuntan a que conoceremos la gama definitiva en el Salón de Ginebra y llegará al mercado poco después con unos precios que oscilarán entre los 12.000 y los 18.000 euros, siempre con mecánicas convencionales, no con la híbrida enchufable que llegará poco después.