Alp 5300
Los coches preferidos en Instagram: ¿Qué modelos son los más buscados? 
Renault
Renault F1 se apunta al ‘roadshow’ en Disneyland París
Global-expedition-vehicles-patagonia port
GXV Patagonia: aventura desde casa
Mclaren sobre normativa 2021
McLaren podría considerar su situación en F1 si no le gustan los cambios de 2021
El-coche-fanta-stico-1551345452
David Hasselhoff confirma el remake de ‘El coche fantástico’

Probamos el nuevo Audi RS4 Avant: el deportivo total (con vídeo)

Las carreteras de los Alpes y el circuito austriaco de Red Bull nos han servido para exprimir a fondo a este excepcional familiar con alma de GT.

El nuevo RS4 sólo se ofrecerá con carrocería Avant, para los que viajen sin tanto equipaje, Audi propone el coupé RS5.

En su tercera generación, el Audi RS 4 Avant se hace aún más potente, sofisticado y, a la vez, más seguro. Gracias a la última aportación de tecnología de la marca, disponemos de uno de los coches más completos que existen, ya que puede servir igualmente para el día a día, las vacaciones o para unas tandas de conducción extrema en circuito. Llegará a nuestro mercado en octubre y costará 85.800 euros.

Al arrancarlo, si llevamos el escape deportivo opcional, escuchamos de inmediato que no estamos al volante de un coche de serie potente sin más. El motor 4.2 FSI de inyección directa de alta compresión sube de vueltas de forma vertiginosa, hasta las 8.000 revoluciones por miinuto, régimen fuera del alcance de la mayoría de los motores de serie. Y es que el corazón V8 del RS 4 es ya de por sí una obra de arte de ingeniería, montado minuciosamente a mano.

Gracias a su incrementada potencia y a la transmisión quattro, el RS 4 brinda unas aceleraciones fulgurantes, en orden a las de cualquier superdeportivo. Y, si el coche va liberado de su limitador de velocidad, otra opción ofrecida para los más exigentes, se sigue propulsando sin atisbo de titubeo hasta los 280 kilómetros por hora. Lo que le sitúa entre los coches de calle más rápidos.

Ya no se ofrece el cambio manual en esta fascinante versión. La marca considera que con el S tronic con doble embrague y siete velocidades, cualquier conductor, por purista que sea, puede disfrutar de la conducción más extrema. Y lo cierto es que el modo secuencial de este cambio automático es muy rápido y preciso. En él podemos modificar a voluntad su funcionamiento gracias al Audi Drive Select (DRC), que actúa también sobre la respuesta del motor y el chasis, adaptando el funcionamiento del todo a las condiciones de rodaje deseadas: Comfort, Auto y Dynamic.

En cuanto a la transmisión total, alcanza en esta versión su máxima evolución. Incorpora un nuevo diferencial central, denominado de corona autoblocante por su peculiar funcionamiento. Su ventaja sobre los diferenciales utilizados anteriormente es que es más rápido en la distribución de la fuerza y su ligereza. Ligereza que es una constante en el RS 4 que, a pesar de su tamaño, consigue mantenerse en una cifra muy razonable (1.795 kilos) para un coche tan completo y equipado. El uso generalizado del aluminio en las suspensiones, las llantas de aleación ligera o los discos cerámicos opcionales, contribuyen de manera significativa  a este aligeramiento general.

EMPIEZA LA ACCIÓN

En carretera, ya sean autopistas o de montaña, el RS 4 ofrece una comodidad y una calidad de vida a bordo digna de una berlina de lujo. Completamos los kilómetros casi sin darnos cuenta, notando una sensación de estabilidad, seguridad y solidez que se mantiene sobre cualquier tipo de asfalto. El RS 4 se puede conducir con mucha facilidad y sus múltiples dotaciones electrónicas (control de estabilidad, radar de proximidad, alerta activa de cambio de carril, faros automáticos, ...etc.) no cesan de vigilar cualquier imprevisto. Y la sorpresa final, unos consumos que podemos mantener fácilmente alrededor de los 10 litros.

Una vez llegados al circuito, personalizamos a nuestro gusto los reglajes del DRC gracias a la función Individual del sistema y el RS 4 nos abre un mundo de sensaciones que nadie esperaría de un familiar capaz de cargar en su maletero 490 litros. Cualquier pequeña recta ya es suficiente para poner el Audi a 200 kilómetros por hora y experimentar una auténtica sensación de carreras en el DTM al apurar la frenada antes de la curva. Sobre todo si llevamos los frenos carbocerámicos, potentísimos y que parecen no desfallecer nunca. El paso por curva es excepcional para un coche de 4,70 metros. La tracción cuatro y la dirección adaptativa permiten trayectorias que parecen imposibles.

A medida que vamos conociéndolo, el nuevo RS 4 nos descubre unos límites deportivos que no sospechábamos.

Allá por el 1999 se presentó en sociedad el primer RS4, que sustituía al mítico RS2 Avant que fabricó Audi en colaboración con Porsche. Con denominación interna B5, el primer RS4 sólo se ofrecía con carrocería familiar, lo que le añadía un faceta práctica –tenía un maletero de 390 litros- muy interesante. Aunque lo realmente excepcional era su motor 2.7 V6 biturbo desarrollado por Cosworth que rendía 380 caballos. Su rendimiento era espectacular -0 a 100 kilómetros/hora en 4,9 segundos– al igual que su consumo. La tracción Quattro añadía la guinda al pastel en un coche deportivo y práctico a la vez. La siguiente generación del Audi A4 se quedó sin versión RS y en 2006 volvió al mercado un renovado RS4 -con denominación interna B7- con un motor 4.2 V8 de altas revoluciones con 420 caballos.

En esta ocasión ya es oficial el nuevo Audi RS4 Avant puesto a punto en el exigente trazado de Nürburgring. Utiliza el mismo motor del RS5 Coupe que proporciona unas prestaciones de primer nivel, con un consumo combinado que ronda los 11 litros de media.

El RS4 Avant consigue una aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora en 4,7 segundos y una velocidad punta que puede llegar a 280 kilómetros/hora 

A todas estas prestaciones se une un gran equipamiento tecnológico que incluye, por ejemplo, Launch Control, que permite maximizar la aceleración, así como el sistema de tracción quattro con un diferencial central que distribuye la potencia entre ambos ejes en una proporción que puede oscilar en un 70% delante hasta un 85% detrás. Un reparto de pesos 40/60 contribuye a enfatizar el comportamiento deportivo.

EL ALUMINIO, PROTAGONISTA

Para la fabricación del chasis se han empleado materiales ligeros como el aluminio, al igual que para el sistema de suspensiones, que rebajan la altura de la carrocería en 20 milímetros. Para las llantas existe la posibilidad de contar con opciones de 19 pulgadas –y neumáticos 265/35– o 20 pulgadas –y medidas 265/30–. Estas dejan ver unos discos de freno de 365 milímetros con pinzas de ocho pistones decoradas con el logo RS en el tren delantero. Como opción se puede optar por unos discos cerámicos de mayor diámetro, 380 milímetros, con unas pinzas de seis pistones. Como en otros modelos de la gama Audi, el RS4 Avant puede incluir el sistema Driving Dynamics con tres modos de utilización: confort, auto y dynamic que influyen sobre la dirección, cambio S Tronic y motor. En el modo dinámico también se modifica el sonido del sistema de escape.

DISEÑO ATLÉTICO

La iluminación de día con led en combinación con faros de xenón marcan el frontal del nuevo Audi RS4 Avant que también cuenta con paragolpes y faldones específicos. Además de un diseño más atlético, el RS4 Avant es 20 milímetros más largo, 24 más ancho y 20 más bajo que el A4 Avant convencional. La capacidad del maletero puede llegar hasta los 1.430 litros

En el interior destacan algunos componentes personalizados específicos para esta versión –pedales, pomo del cambio, alfombrillas, etc– que se combinan con materiales como el cuero o el tejido Alcántara. Incluso están disponibles unos asientos tipo bacquet. El equipamiento multimedia también es de primer nivel gracias al monitor MMI que incluye funciones específicas como son cronómetro o termómetro de temperatura del aceite. 

Podéis apreciarlo mejor en este vídeo: