Avion-alas-futuro
El avión del futuro ya está aquí y pronto vas a viajar en sus alas
Alonso-sordo-marquez
El inolvidable domingo de repóker –o más– del motorsport español
Subaru-impreza-eco-glp-din3
Prueba Subaru Impreza 1.6i ECO bi-fuel: Un compacto único, ahora ‘a todo gas’
Alonso champ
Fernando Alonso gana las 24 Horas de Le Mans y es campeón del mundo de resistencia
19c0473 037
Mercedes Clase G “Stronger Than Time”: Edición especial por su 40 cumpleaños

Nissan GT-R 50TH Anniversary: Dosis extra de personalidad

El radical deportivo de Nissan cumple 50 años y para celebrarlo llega esta versión especial con características diferenciadas. 

Exterior 06-2

Considerado por muchos como el Porsche 911 japonés, el deportivo de Nissan cumple 50 años y para celebrarlo la marca presenta en el Salón del Automóvil de Nueva York una edición especial. Su estética se inspira en la serie Japan GT donde nació el GT-R original. El color azul de la carrocería adopta la denominación Bayside (Wangan) Blue y se completa con unas franjas blancas. Un proceso de pintado específico garantiza una terminación duradera y un acabado excepcional.  

En cuanto al interior destacan los tonos grises que dan al habitáculo una sensación de mayor lujo. Se incluye también un volante específico, asientos de cuero Nappa cosido a mano y tejido Alcantara y otros guarnecidos que se reparten por todo el habitáculo. Como es habitual en los GT-R la pantalla central táctil de 8 pulgadas tiene un lugar preferente en el salpicadero y detalla multitud de información al conductor sobre detalles relacionados con la conducción.   

Por otro lado, el motor gasolina V6 biturbo de 565 caballos y 3.8 litros, cada uno puesto a punto por un técnico incluye para esta versión nuevos reglajes en el sistema de sobrealimentación que según Nissan permiten mejorar la eficiencia en un 5%. 

También se han adoptado modificaciones en el sistema de escape que ahora incorpora un silenciador de titanio con colas rematadas en azul.  

El GT-R 50TH Anviversary cuenta con un cambio automático de doble embrague con un modo R que permite reduciones de marcha más agresivas para lograr un comportamiento aún más radical en conducción deportiva. A esto se añade un nuevo ajuste de la suspensión controlada electrónicamente, que ha sido recalibrada al igual que la dirección que es aún más directa y precisa. También el servofreno ha mejorado la respuesta inicial.