Volkswagen-golf r-2017-1600-0d
Volkswagen Golf R 2021: Asistencia confirmada, hibridación descartada
Vettel
Nueva temporada, misma Ferrari
911-cabrio-2019-portada
Conducimos el Porsche 911 Cabrio 2019: Descapotable para todo el año
Renault 01
A Renault le cuesta cada vez más tapar sus vergüenzas
Seat-altea-2021-render-ok
Seat Altea 2021: ¿Planeando un regreso con chispa?

Nissan Gripz Concept: El crossover más intrépido

Este prototipo refleja cómo sería el sucesor espiritual del Datsun 240Z que ganó el Rally Safari de 1973. Otros detalles se basan en piezas de las bicicletas de carreras y coches de competición.

La pintura bitono y la altura elevada evocan aquel coche de rallyes.

Más que por su diseño, los adelantos que Nissan difundió del prototipo que expone en el Salón de Frankfurt intrigaron al público por lo que implicaba en su futuro. ¿Previsualiza la siguiente generación del Juke? ¿Confirma que el Z se transformará en un SUV? Ni lo uno ni lo otro, según ha declarado el vicepresidente ejecutivo y responsable del departamento creativo de la marca, Shiro Nakamura.

El Gripz Concept representa más bien lo que Nissan intepreta que resultaría de unir su experiencia en modelos deportivos con las características que han hecho tan populares sus crossovers. Es decir, un vehículo todocamino de aspecto muy atrevido -prevé la dirección hacia la que se encamina su nuevo lenguaje "geometría emocional"- y naturaleza polivalente, igual de cómodo de usar en el día a día que en escapadas por rutas sin asfaltar.

Nissan afirma que el Gripz rinde homenaje al Datsun 240Z vencedor del Rally Safari del este de África en 1973. De ahí que el prototipo replique el capó y el portón pintados de negro, el naranja oscuro de la carrocería y la suspensión elevada y más consistente. Sus dimensiones, 4,10 metros de longitud, 1,89 metros de anchura y 1,50 de altura, le confieren una imagen de crossover particularmente ancho con respecto a las otras dos cotas.

Las llantas de 22 pulgadas, cuyo estilo imita las de las bicicletas de carreras y que llevan neumáticos Bridgestone especiales, coadyuvan a realzar esa sensación de automóvil más imponente de lo que un coche de su categoría infunde normalmente. Los faros delanteros integran cámaras de vídeo que filman el recorrido y pueden transmitirlo en tiempo real a móviles, ordenadores y tabletas electrónicas.

La ausencia de pilar B se conjuga con la apertura de cada pareja de puertas en sentido opuesto a la adyacente. Las delanteras se desplazan además hacia arriba. Nissan explica que esta técnica facilita el acceso al habitáculo de disposición 2+2.

Este mezcla la inspiración en los coches que corrían el Tour de Francia, con asientos individuales moldeados y parte de la estructura interna a la vista, y de nuevo en las bicicletas de competición al dibujar los tiradores de las puertas. Destaca igualmente el volante, que reproduce la apariencia de las llantas.

Nissan no pormenoriza casi detalles del sistema de propulsión, que combina un motor de gasolina con el eléctrico del Leaf. Únicamente señala que garantiza una aceleración "lineal y suave" y que garantiza una "impresionante eficiencia en el uso del combustible".