Nissan-gtr-render
Este Nissan GT-R se pone el traje de competición para acaparar todas las miradas
1017545567-lat-20190608- 56i5577
McLaren cree que el potencial de sus cambios se verá a partir de la temporada 2020
Peaje
Autopistas de peaje: Todo lo que tienes que saber para ahorrar este verano
Toyota 3
Toyota explica el problema de ‘Pechito’ López
Toyota gr super sport
Toyota GR Super Sport: El primer Hypercar de Le Mans ya rueda

Mercedes GLB: Más todoterreno, más familiar y con el tamaño justo

La gama SUV de Mercedes se completa con un modelo inédito, dispuesto sobre la misma plataforma que los Clase A, B, CLA ó GLA pero dotado de una carrocería más robusta que todos ellos, que recuerda incluso a la del Clase G y que le permite ofrecer un amplio interior de hasta siete plazas.

Mercedes-glb-09

Veníamos siguiéndole la pista desde mayo de 2016, cuando su primera mula de pruebas, un GLA modificado, nos llamó la atención. El Mercedes GLB se ha hecho esperar, sí, pero es que no en vano estamos ante uno de los pocos modelos realmente inéditos que han llegado al panorama internacional en lo que va de 2019.

El nuevo integrante de la gama SUV de Mercedes ha debutado hoy, 11 de junio, con el claro objetivo de revolucionar el segmento SUV. Es diferente al resto porque aprovecha la plataforma modular MFA de los Clase A, Clase B, CLA ó GLA pero incorporando una distancia entre ejes diez centímetros mayor –2.829 mm– y una carrocería bastante más larga y robusta que la de éstos, algo que se aprecia especialmente bien desde el plano cenital y que le permite ofrecer un amplio habitáculo de hasta siete plazas, a pesar de su compacta base. 

Como ya vimos en su versión Concept, el nuevo Mercedes GLB es más robusto y elevado. Su línea presenta superficies limpias y cuadriculadas que recuerdan también al concept Ener-G Force de finales de 2012 y sobre todo, al actual Mercedes Clase G que a sus verdaderos hermanos de gama.

Frente a éstos, destaca por su mayor altura, su figura de todoterreno y por supuesto también por un interior bastante más amplio, favorecido por una carrocería que fija sus cotas en los 4,63 metros de largo, los 1,83 de ancho y los 1,66 de alto. Desde luego, hablamos de cotas muy superiores a las del GLA que le permiten ofrecer un habitáculo amplio y con un gran maletero, de 560 litros de capacidad en su configuración básica, de cinco plazas.

Los asientos traseros del nuevo GLB presentan una regulación longitudinal que permite aumentar esa capacidad del maletero en 179 litros más –739 manteniendo los cinco asientos–, mientras que si los abatimos del todo, el espacio de carga total aumenta hasta los 1.775 litros. Lo mejor de todo es que esta opción también permite aumentar el espacio en las dos plazas auxiliares traseras, aptas "para adultos de hasta 1,68 metros de estatura", según sostiene la marca.

La capacidad del maletero oscila entre los 560 y los 1.775 litros en su configuración de cinco plazas.

Por lo demás, el habitáculo del Mercedes GLB presenta un aspecto general muy similar al de sus hermanos de gama, con una iluminación muy cuidada y con una instrumentación igualmente avanzada. La gran pantalla doble del sistema MBUX preside el salpicadero y ofrece una información completa al conductor además de un manejo sencillo bien desde la misma –que es táctil– desde el touchpad central o bien mediante comandos de voz gracias al asistente "Hey Mercedes". De la misma forma, el equipamiento en materia de seguridad es igualmente amplio, incluyendo todos los asistentes a la conducción de la marca tales como el Distronic –asistente activo de distancia– o el Parktronic –aparcamiento automatizado–. Según Mercedes, su coche es capaz de anticiparse a lo que va a suceder hasta en 500 metros de distancia.

Sin duda, estas últimas características son las que le han valido para atribuirse esa 'B' en su denominación, la misma que hace referencia al Mercedes Clase B, el monovolumen compacto de la marca. Como éste, cuenta también con una completa gama de motores tanto gasolina como diésel con potencias de entre 150 y 224 caballos pero en este caso, añadiendo la tracción total 4Matic.

Entre los primeros destaca el compacto bloque desarrollado junto a Renault con una cilindrada de 1.33 litros y una potencias de 163 caballos –GLB 200–, aunque tampoco falta el habitual 2.0 turbo, un bloque 100% Mercedes y con 224 caballos –GLB 250–. Los diésel son los 2.0 de origen Mercedes y nuevo desarrollo con 150 –GLB 200 d– y 190 caballos –GLB 220 d– y la transmisión es la automática 8G-DCT de doble embrague y ocho marchas en todos los casos salvo en el GLB 200, que es de siete. Esta versión y la 200 d son las únicas que se pueden elegir sin la citada tracción 4Matic, que brinda un uso off-road considerable. En los modos Eco/Confort, el par motor se distribuye 80:20 entre los ejes delantero y trasero. En el Sport se sitúa en el 70:30 mientras que en el modo de todoterreno se equilibra por completo, un 50:50 en condiciones normales que puede variar en función de las necesidades.

La gama inicial del Mercedes GLB incluye las motorizaciones 200, 250, 200 d y 220 d, gasolina y diésel de entre 150 y 224 caballos.

Mercedes lanzará este modelo en nuestro mercado con el objetivo de posicionarlo como el SUV medio de alta gama más polivalente y familiar a finales de este mismo año y con un precio base que rondará los 37.000 euros.