Alp 5300
Los coches preferidos en Instagram: ¿Qué modelos son los más buscados? 
Renault
Renault F1 se apunta al ‘roadshow’ en Disneyland París
Global-expedition-vehicles-patagonia port
GXV Patagonia: aventura desde casa
Mclaren sobre normativa 2021
McLaren podría considerar su situación en F1 si no le gustan los cambios de 2021
El-coche-fanta-stico-1551345452
David Hasselhoff confirma el remake de ‘El coche fantástico’

Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+: altas prestaciones con un toque eléctrico

El último SUV deportivo de la firma de la estrella, y la antesala del GLE 65 AMG, llega con 435 CV bajo el capó en un motor 3.0 biturbo con un compresor eléctrico y la tecnología EQ Boost para ofrecer un rendimiento estable y un menor consumo.

Mercedes-amg-gle-53-4matic

Mercedes-AMG ha desvelado una de sus novedades para el Salón de Ginebra 2019. Se trata del Mercedes-AMG GLE 53 4Matic+, último integrante de la cada vez más numerosa familia AMG y concretamente de su larga saga de SUVs de altas prestaciones. Una antesala al aún más potente AMG GLE 65, que en esta ocasión cuenta con la ayuda de la tecnología eléctrica para ser un deportivo aún más temible.

Su carta de presentación es sin duda su motor. Bajo el capó este AMG esconde un motor 3.0 de seis cilindros biturbo con un total de 435 CV e hibridación suave, con uno de sus compresores eléctrico (eZV) y la inclusión de un pequeño motor eléctrico con tecnología EQ Boost que permite a este coloso contar de manera breve con 16 kW (22 CV) y 250 Nm extra. Este motor, situado entre el motor de combustión y el cambio combina las funciones de arrancador y alternador alimentando un sistema eléctrico de 48 voltios. Ambos elementos no solo permiten mantener una sobrealimentación constante y sin retrasos sino que también permiten, en el caso especialmente de este último, reducir el consumo y las emisiones.

Para administrarlo todo este GLE cuenta con una transmisión automática AMG Speedshift TCT de 9 velocidades y un sistema de tracción total AMG Performance 4Matic+, que calcula constantemente la distribución optima del par, mejorando así la tracción en distintas condiciones. Con toda esta tecnología a bordo el Mercedes-AMG GLE 53 4Matic+ acelera a hasta los 100 km / h en 5,3 segundos y alcanza una velocidad máxima (limitada electrónicamente) de 250 km/h.

Para obtener un comportamiento dinámico perfecto el tren de rodaje se sirve de la suspensión neumática AMG RIDE CONTROL+, que puede ser ajustada en tres modos distintos para una conducción deportiva, Comfort, Sport y Sport+ y otros dos para para conducción todoterreno llamados Trail y Arena. En el caso de los terrenos más complicados la carrocería del Mercedes puede elevarse en hasta 55 mm con este sistema.

Exteriormente el aspecto de este GLE 53 sigue siendo puramente AMG con esa mezcla de deportividad sin estridencias. Son elementos como la parrilla específica con 15 barras verticales cromadas, sus enormes tomas de aire inferiores en el frontal, su difusor trasero, los pasos de ruedas ensanchados sobre unas llantas de aleación de 20 pulgadas (o de incluso 22 de forma opcional) o su cuádruple salida de escape los que nos demuestran que estamos ante un AMG.

En el interior lo que lo hace destacar son los diversos detalles en color rojo haciendo de contraste en una una tapicería de color negro con asientos AMG de diseño específico, además de las inserciones en aluminio y fibra de carbono en lugares como el salpicadero o las puertas. Todo acompañado de la última tecnología marca de la casa con el inteligente sistema MBUX.