Gettyimages-1140674359
¿Cómo llevar tu bici en el coche? Estos son los portabicicletas –seguros– más baratos
48738642 403
Roban este Ferrari 288 GTO tras realizar una prueba de conducción
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Land-rover-v8-soho
Este Land Rover Defender ‘Project Soho’ esconde todo un V8 heredado del Corvette
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

Lexus GX 2020: Actualización a la vista

Uno de los modelos más grandes del fabricante japonés ha sido ‘cazado’ por nuestros espías mientras circulaba por los Estados Unidos, uno de sus principales mercados, tratando de ocultar unos cambios en su estética que no tardarán en llegar.

Lexus gx 001

En nuestro país la gama SUV ofertada por Lexus comprende los modelos NX, UX y RX, tres productos que tratan de cubrir las exigencias europeas de ese tipo de cliente que busca un plus de lujo y exclusividad. Sin embargo, existen otros mercados como el estadounidense que cuentan con una familia más amplia, situándose por encima del resto (con permiso del LX) un ejemplar que ronda los cinco metros y cuyo nombre es GX.

Lanzado en el año 2002, el Lexus GX sigue siendo una referencia importante para la marca de lujo de Toyota y su segunda generación es el mejor ejemplo de ello. Dado que esta última fue introducida en 2009, son muchos los que piensan que el próximo año veremos a un ejemplar completamente renovado que aporte ese aire de frescura que le falta al SUV japonés. Pero parece que los planes de la firma asiática son otros y la mejor prueba de ello la tenemos con las fotografías que nos acaban de enviar nuestros espías.

Al contrario de lo que muchos pensaban, el GX no presentará una tercera generación, sino un lavado de cara.

En ellas se puede apreciar a una unidad de color azul oscuro circulando con todo tipo de normalidad por la calle, un vehículo que si viéramos por la parte trasera pensaríamos que se trata de un GX 460 estándar que no despierta mucho interés. No obstante, si nos centramos en la parte frontal del modelo todo cambia y es que el camuflaje entra en escena, tratando de cubrir lo que parece ser un lavado de cara para el SUV nipón. En este sentido, se espera que los principales cambios afecten tanto al paragolpes como a la parrilla y a las ópticas de nueva factura, dejando el resto de la carrocería sin modificaciones.

Nuestros espías nos sugieren que los planes de Lexus pasan por ofrecer tanto el renovado GX como el RX de batalla larga de forma paralela, por lo que los clientes podían sentirse algo confusos a la hora de decantarse entre uno y otro. Sin embargo, parece que la tercera generación del GX no llegará y finalmente será retirado para darle mayor libertad a su hermano de tres filas de asientos. Pero hasta que eso ocurra, si es que se produce, la marca seguirá apostando fuertemente por este modelo, dotándole de nueva tecnología y de unos propulsores optimizados.

Con respecto a esto último se espera que el encargado de propulsar al GX siga siendo un bloque V8 de 4.6 litros, electrificado a una red de 24 voltios, unido a una caja de cambios automática de nueva factura que ya introdujo la marca en los LC y LS, es decir, una transmisión CVT que simula 10 velocidades, cuyo nombre es Direct Shift. Todo hace indicar que el próximo año llegará a los concesionarios de sus respectivos mercados.