Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Semaforo australia 2019
La ausencia de Charlie Whiting se deja notar en los semáforos
Lazareth-lmv-496
Lazareth LMV 496: La moto voladora más estimulante ¡despega!
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
Matzker-defender-mdx-6
Rover Defender MDX: La camper más extrema está aquí

Ford Fiesta ST 2018: Mitad WRC, mitad utilitario eficiente

La marca del óvalo revela hoy una de sus principales bazas para el Salón de Ginebra 2018. El Fiesta más avanzado de todos los tiempos no sólo destaca por su atractivo y eficacia, esconde bajo el capó un motor 1.5 Ecoboost de sólo tres cilindros pero con 200 caballos de potencia.

Destaca por su estética racing, pero sobre todo por su mecánica.

Inspirado en el Fiesta WRC del campeón del mundo de rallyes Sebastien Ogier y provisto con el motor Ecoboost más avanzado hasta la fecha, este Ford Fiesta ST 2018 se presenta como una de las grandes novedades para el Salón de Ginebra que se celebra el próximo mes aunque la marca del óvalo nos ha revelado ya sus principales claves.

Como te adelantábamos, su principal arma es un nuevo motor 1.5 Ecoboost de sólo tres cilindros y capaz de desarrollar 200 caballos de potencia y de entregar 290 Nm de par máximo. Asociado a un cambio manual de seis marchas, este propulsor es capaz de lanzar a este nuevo ST de 0 a 100 km/h en sólo 6,7 segundos, sacándole dos décimas a su antecesor, que recordemos, montaba un 1.6 de cuatro cilindros con 182 caballos y una transmisión muy similar. La diferencia en cuanto a rendimiento parece más que considerable, pero sin duda, más significativa es su ventaja en eficiencia.

El nuevo 1.5 Ecoboost es capaz de desactivar uno de sus tres cilindros en determinadas fases, algo que permite rebajar sus consumos y declarar unas emisiones de 114 gr/km. Cuando el conductor lo demanda, el sistema conecta de nuevo el cilindro en un tiempo de 14 milisegundos, por lo que esta transición resulta inapreciable para el conductor.

En la misma línea, la electrónica del nuevo Fiesta ST permite al conductor elegir entre tres modos de conducción: Normal, Sport o Track, algo que modifica la dureza de la suspensión, la asistencia de la dirección y sobre todo, el funcionamiento de los controles de tracción y estabilidad. Por si esto fuera poco, un control de par vectorial, mitiga los subvirajes en las curvas cerradas, haciendo las funciones de un autoblocante electrónico.

Por supuesto, a nivel estético también incluye importantes novedades como el color azul eléctrico de su carrocería, las llantas bitongo de 18 pulgadas así como una parrilla delantera y un spoiler posterior específicos que le otorgan una imagen muy racing. En el interior, lo más llamativo son sus asientos delanteros, firmados por Recaro y con una gran superficie de sujeción lateral, pero el volante de tres radios con su parte inferior achatada, el pedalier metálico o el pomo de la palanca del cambio a juego con éste también son detalles reservados para este ST.

Ford destaca también algunos elementos de equipamiento como el sistema SYNC 3 del equipo multimedia, que permite asociar smartphones mediante Apple CarPlay y Android Auto y que se controla desde una pantalla táctil de hasta 8 pulgadas. Tras su presentación en Ginebra, dispondremos de más detalles de este modelo que promete ser uno de los más destacados de su segmento. Lástima que no se ponga a la venta hasta finales de este año o principios del que viene.