Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Semaforo australia 2019
La ausencia de Charlie Whiting se deja notar en los semáforos
Lazareth-lmv-496
Lazareth LMV 496: La moto voladora más estimulante ¡despega!
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
Matzker-defender-mdx-6
Rover Defender MDX: La camper más extrema está aquí

Dodge Super Charger 1968 Concept: Motivo de aniversario

La marca norteamericana se ha presentado en el Sema Show con este impresionante ejemplar que rinde tributo a los 50 cumpleaños del muscle car. Para celebrarlo, no solo han creado este restomod, sino que también le han incorporado un nuevo propulsor sobrealimentado que supera los 1.000 caballos.

Dodge-super charger 1968 concept-2018-1600-02

Dado que durante estos días se está celebrando uno de los eventos más importantes del motor en los Estados Unidos, el Sema Show, una de las marcas con más tradición dentro del continente no ha querido dejar pasar la ocasión y ha querido resucitar a una vieja gloria que todos conocemos.

Nos referimos al Dodge Charger, uno de los muscle cars más conocidos dentro de la industria y todo un referente para los aficionados a este tipo de vehículos. La marca norteamericana se ha presentado en Las Vegas con un concept car de lo más llamativo posible y le ha bautizado con el nombre de Super Charger 1968 Concept. Como su propio nombre indica, estamos ante un ejemplar de finales de los 60, pero con una gran cantidad de mejoras y tecnología moderna.

Gracias a los elementos heredados de los Dodge Charger y Challenger SRT actuales, el restomod americano puede presumir de ser un auténtico vehículo moderno, además de lucir una imagen con mucha personalidad gracias a las modificaciones efectuadas en la carrocería. Ya sea por los paragolpes de nueva factura, los pasos de rueda ensanchados, el capó heredado del Demon, los faros delanteros del Hellcat, la ausencia de manetas, el uso de fibra de vidrio o las ópticas traseras LED – con las salidas de escape integradas –, el Dodge no dejará a nadie indiferente.

Además, el equipo de Dodge y Mopar han realizado modificaciones importantes en el chasis, como un aumento en la distancia entre ejes, acercándose el eje delantero hacia el frontal unos 5 centímetros. Los ejes son de nueva factura, más anchos, y la suspensión modificada permite descender la altura del vehículo 6,3 cm en la parte trasera y 9 en la delantera. Por supuesto, no podemos dejar pasar la presencia de unas llantas de 20 y 21 pulgadas, respectivamente, asociadas a unos neumáticos de 305 mm en el eje delantero y 315 en el trasero. También cuenta con frenos delanteros Brembo de seis pistones.

El descomunal V8 sobrealimentado se acopla a una transmisión manual Tremec de seis relaciones.

En el interior, por su parte, también encontramos un aspecto moderno y renovado en el que destacan el negro satinado y el Alcantara, además de elementos heredados de otros modelos de la marca como el Viper (volante y asientos) y el Challenger SRT Hellcat (botón de encendido, interruptores y manetas), indicadores Mopar y varios distintivos que identifican el modelo.

Pero sin duda, el elemento principal de este proyecto es el motor que se esconde bajo el capó. Aprovechando que el icónico modelo norteamericano cumple 50 años en este 2018, la marca ha querido tirar la casa por la ventana y estrenar un nuevo propulsor al que han denominado “Hellephant”. Se trata de un V8 sobrealimentado de 7.0 litros (426 ci), capaz de producir una potencia de nada más y nada menos que 1.014 caballos y un par máximo de 1.288 Nm.

Los planes de la marca pasan por ofrecer este propulsor dentro del catálogo ‘crate engines’ de Mopar, por lo que estará disponible para cualquier interesado que quiera instalarlo en su vehículo.