Mansion-usa
La mansión de tus sueños es real, está a la venta, e incluye una colección de más de 60 automóviles
Teaser le mans 2019
Todo sobre las 24 Horas de Le Mans
Mercedes glb 1
Todas las claves del Mercedes GLB, en vídeo
Proton le mans 2019
La dificultad de clasificar en Le Mans: Las 5 vueltas que lo cambian todo
Gettyimages-1077688118
La Ministra de “el diésel tiene los días contados” no da ejemplo: Tiene dos con 12 y 8 años

Audi AI:ME: el futuro de la movilidad urbana según Ingolstadt

Este nuevo concept de Audi lleno de tecnología, espacio y una conducción autónoma de nivel 4 está presente en el Salón de Shanghai 2019 y adelanta la movilidad urbana para la marca. 

Audi-ai-me-2

Audi muestra su artillería en el Salón de Shanghai 2019. Un mercado de gran importancia y en el que los vehículos eléctricos se están convirtiendo en protagonistas en poco tiempo. Es por eso que entre otros modelos más cercanos a la realidad como el Audi e-tron y Q2L e-tron la firma de los cuatro aros presenta un tercer vehículo aún más futurista. Un concepto que sirve para mostrar su apuesta de futuro por la movilidad urbana y la conducción autónoma.

Su nombre es Audi AI:ME, y como puede verse en estas imágenes se trata de un modelo compacto con ciertas formas de monovolumen y que está pensado para las grandes ciudades del futuro. Sus formas muy aerodinámicas y su carrocería llena de pequeños agujeros con forma triangular, que esconden (al menos en la zona de la parrilla) unos pequeños LED que conforman los faros, nos dejan la sensación de estar ante un coche vanguardista. Tiene una longitud exterior de 4,3 metros, y una anchura de 1,90 con una distancia entre ejes de 2,77 y una altura de 1,5 metros. 

Y no es para menos. Este AI:ME muestra lo último en tecnología eléctrica y autónoma de la marca con un sistema de conducción de nivel 4. Este es el segundo nivel más alto en la escala creada internacionalmente para la creciente automatización. Aunque los sistemas con nivel 4 no requieren ninguna intervención por parte del conductor, su utilización se limita a zonas específicas, como autopistas o áreas en el interior de las ciudades adecuadamente equipadas para ello.

El interior del AI:ME cuenta con una amplia gama de detalles de alta tecnología centrados en la comunicación, el entretenimiento o simplemente la relajación. Tiene grandes áreas, tanto en la cubierta del habitáculo como entre los asientos delanteros, que ocultan otros detalles. Por ejemplo hay unos imanes que actúan como posavasos y retienen vasos metálicos o platos. Así, los ocupantes pueden disfrutar de una comida mientras el Audi AI:ME se desplaza de forma autónoma. Otro detalles novedoso es que cuando los pedales no son necesarios, el conductor puede descansar los pies en un soporte bajo el salpicadero.

En el habitáculo hay un monitor OLED multifuncional y tridimensional que se extiende bajo el parabrisas a toda su anchura que se puede manejar mediante la vista. Los menús de función están codificados, por ejemplo, los de navegación o infotainment, se pueden activar con la mirada y desplegarse en sucesivos niveles que se mueven desde un segundo plano hacia una imagen nítida en el monitor 3D.

En cuanto al motor, una batería con una capacidad de 65 kWh es suficiente para cumplir con el tipo de vehículo al que nos referimos, eminentemente urbano. El propulsor es un síncrono de imanes permanentes, situado cerca del eje trasero, capaz de generar 125 kW (170 CV) de potencia si fuera necesario. Pero sobre todo se ha buscado lograr la máxima eficiencia para incrementar así la autonomía, si bien no se aportan datos al respecto.  

Una batería con una capacidad de 65 kWh es suficiente para cumplir con el tipo de vehículo al que nos referimos, eminentemente urbano. 

El AI:ME incorpora el Audi on request –bajo demanda– un concepto que permite contar con multitud de opciones de personalización y deben estar preparados y disponibles para un uso bajo pedido y personalizados a medida, pero sin que ello implique que haya que ser propietario del vehículo. 

De hecho el AI:ME se puede configurar previamente online, tanto el color, los interiores y las opciones técnicas, bien con una aplicación o mediante los detalles del conductor guardados en el sistema “myAudi”. Incluso la temperatura interior preferida del conductor, el ajuste ergonómicamente perfecto del asiento y su selección personal de música ya estarán activadas cuando llegue al coche.

Con esta aplicación, los usuarios reservan su Audi AI:ME y solicitan de antemano que tenga dos o más plazas, o incluso un asiento de niño si es preciso. Encontrarán el AI:ME a la hora y en el lugar solicitados; tras usarlo, simplemente deberán aparcarlo en cualquier parte. En zonas con el equipamiento apropiado para ello, el vehículo puede desplazarse sin conductor desde su base hasta el domicilio del cliente.

La aplicación, que se maneja con un smartphone y con el propio coche, también funciona como un asistente y un intermediario con muchos otros servicios. Por ejemplo, se puede utilizar para una comunicación con amigos a través de Internet o redes sociales.    

Este modelo formará parte de la familia e-tron que contará con cada vez más miembros y que como vemos llega con una buena representación a la cita china.