Prius-m61-vulcan
Alguien ha decidido convertir a este Prius en todo un carro de combate
Sophia florsch
Sophia Florsch completa su cirugía sin complicaciones
Ogier celebracion australia 2018 1
Ogier y Toyota se llevan los títulos mundiales en el Rally de Australia
Sainz
A Sainz no le preocupa ser el único español de la parrilla
Accidente baja
Se libra por centímetros de chocar de frente contra un coche particular en la Baja 1.000

Probamos el Mercedes-AMG C 43 2018: Más potencia, mismo confort

Por supuesto no va a ser el más vendido dentro de la renovada Clase C de Mercedes que se estrena este verano, pero es el más “goloso” y supone una descarga suplementaria de adrenalina si queremos llevarlo rápido, así que hemos elegido este 43 AMG para descubrirte a través de él todas novedades introducidas en este modelo.

Mercedes-amg-c43-dinamica-1

Cuatro años después de su lanzamiento en 2014 llega la hora de renovar el Mercedes Clase C y es importante porque hablamos del modelo con mayor volumen de ventas de la marca. Los cambios estéticos han sido muy medidos para no perder la imagen ya consolidada del modelo y se circunscriben al diseño de faros y pilotos traseros que ahora son de led y a variaciones en la calandra y paragolpes delantero y trasero para intentar transmitir un diseño más deportivo.

Los grandes cambios se producen a nivel de motorizaciones y de ayudas electrónicas a la conducción. En el caso del AMG conserva el mismo motor V6 biturbo de 3 litros de cilindrada ya conocido, pero ahora con 390 caballos de potencia, 23 caballos más que antes. 

Dentro nos encontramos con un ambiente deportivo, merced a una tapicería de cuero con costuras rojas en los asientos que, desde que nos sentamos nos recogen lateralmente transmitiendo seguridad y confort; el volante, en cuero napa, es muy agradable al tacto y su grosor es el adecuado para prepararnos para una conducción deportiva y excitante. Además, apreciamos nuevos materiales en tablero y un nuevo 'puesto de conducción digital' que incluye volante multifunción con mandos digitales por contacto y pantalla de control de infoentretenimiento de 10,25 pulgadas.

Ya en el arranque, el ruido ronco del tubo de escape nos dice que estamos en un vehículo pensado para exprimir las sensaciones al volante; y no nos defrauda. Al pisar el acelerador nos pegamos al respaldo del asiento por el empuje del V6 y su par motor de 520 Nm disponible en su totalidad a partir de 2.500 vueltas. La caja de cambios automática de 9 relaciones esta optimizada con una nueva gestión electrónica que consigue transiciones muy cortas entre las distintas marchas. Podemos, además, manejar los cambios a nuestro gusto con las levas situadas detrás del volante, aunque por lo general, una vez comprobado el sistema es más cómodo y efectivo dejar hacer su trabajo a la tecnología.

De serie, la tracción integral 4MATIC con un reparto de par del 31% en el eje delantero y un 69% en el trasero le brinda un comportamiento ligeramente sobrevirador

 

El limite lo ponemos nosotros. Al llegar a zonas viradas frenamos en exceso por precaución, pero pronto nos damos cuenta de que podemos ir bastante más rápido de lo que pensamos. La dirección transmite seguridad con una asistencia que disminuye en función de la velocidad y que nos hace sentirnos dueños en todo momento de la trayectoria. Esta sensación se incrementa si utilizamos la posibilidad de variar el modo de conducción a Sport o Sport+ que actúan sobre la respuesta del acelerador y el volante, así como sobre la dureza de la suspensión variable rueda a rueda.

En recta, en las autopistas alemanas sin límite de velocidad pudimos pisar a fondo y en todo momento el empuje es constante y progresivo gracias a la gran elasticidad del motor; aunque no llegamos a su velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 kilómetros por hora, sí comprobamos que en todo momento la sensación recibida es de agarre a la carretera y seguridad total de marcha.

Por supuesto dispone de todos los sistemas de seguridad electrónicos: control de velocidad y distancia que llega a frenar del todo en caso necesario, aviso de cambio de carril con mantenimiento activo de la trayectoria que nos mantiene en nuestro carril y que , en caso de aglomeraciones, puede liberarnos del trabajo de acelerar y frenar; asistente de frenada de emergencia en caso de detectar la posibilidad de un alcance con otro vehículo; cámara trasera para facilitar el  aparcamiento y,  en opción, la visión 360 grados que es de gran ayuda al salir marcha atrás o al incorporarnos a una carretera transversal con poca visibilidad.

Y, para no tener que renunciar a este motor por razones de necesidad de espacio o de estilo, está disponible en las cuatro carrocerías de la clase C: berlina, coupé, cabrio y estate. Solamente tendremos que disponer de los 74.000 euros de base para la berlina hasta los 83.500 que cuesta la versión descapotable.

A favor:

Prestaciones, comportamiento, confort

En contra:

Consumos, precio, opciones