7ea5cb6f-1995-vw-jetta-fast-furious-007
A la venta el Volkswagen Jetta de la película ‘The Fast and the Furious’
Sut german grand p 1650037
¿Posible pareja Kvyat - Wehrlein en la Toro Rosso de 2019?
Ferrari-monza sp1-2019-1600-09
Ferrari Monza SP1 y SP2: El 812 Superfast se transforma
Fia test portada
Quién es quién en el test femenino de la FIA
Seat-tarraco-2019-02
Seat Tarraco: Lo más grande de Seat ya está aquí

Probamos el Kia Ceed 2018: Objetivo, Volkswagen Golf

Más atlético y deportivo que nunca, el nuevo Kia Ceed llega cargado de tecnologías que realzan el confort, la funcionalidad y la seguridad. Llega a nuestro mercado en septiembre con las inéditas mecánicas 1.4 T-GDi y 1.6 CRDi.

Portada

La tercera generación del Ceed llega a España con un objetivo claro, establecerse como uno de los modelos más importantes dentro del competido segmento C. Y lo hace con argumentos de peso. Para empezar su desarrollo ha sido llevado a cabo por el departamento europeo, y eso se nota. Por ejemplo, se ha desecho de su apostrofe en el nombre para simplificar las cosas y dejar claro que Kia Ceed significa "Comunity Europe and European Design".

Y es que el Ceed ocupa una posición destacada en la gama Kia, y es percibido por los clientes como uno de los vehículos más fiables, prácticos y reconocibles. Por eso no es de extrañar que desde que se lanzase el primer modelo, las ventas anuales en Europa se multiplicasen casi por dos, llegando en este 2017 a las 472.000 unidades. Con estas premisas, los responsables de la marca no podían fallar a la hora de actualizarlo si quieren seguir con esa progresión tan positiva. Y os puedo asegurar que lo han clavado.

Pese a que su imagen sea muy parecida al de la anterior generación, han habido cambios muy importantes. El primero de todos en su plataforma, compartida con el Hyundai i30 y denominada K2, ahora es más ancho y bajo que su predecesor. Gracias a estos cambios su aspecto es bastante más dinámico y atlético. De hecho, su diseño está basado en el Stinger, el coupé que la marca coreana quiere utilizar como la base de sus futuros diseños. 

Si nos fijamos en su exterior, las líneas rectas predominan su carrocería en detrimento de las curvas que lucía antes. Su frontal ahora luce una parrilla Tiger-Nose mucho más ancha que le otorga un aspecto más fiero. También se ha incluido una toma de aire inferior para remarcar este detalle. De serie se incluye en toda la gama luces diurnas LED tipo "cubito de hielo" que recuerdan a las ya vistas en el Kia GT y GT-Line, solo que ahora integradas. Las ópticas traseras también serán de este tipo, pero su diseño redondeado ahora es mucho más reconocible cuando se circule en carretera.

En el interior continúa la filosofía europea y eso lo notamos sobre todo en la calidad de los materiales y sus ajustes. De un nivel muy superior a lo visto hasta ahora en el Ceed, comprobamos que no se aprecian ruidos extraños y que 'todo está donde debería estar'. El salpicadero por su parte, está dividido en dos. Una parte superior donde predomina una pantalla táctil flotante de 7 u 8 pulgadas en función del acabado escogido, y una inferior con los mandos del climatizador. La colocación de la pantalla es bastante buena y su respuesta a nuestras órdenes es inmediata, cosa que nos gusta bastante.

El panel de instrumentos es sencillo y utiliza una configuración clásica en Kia, con una pantalla TFT de 3,5” en la que se incluye mucha información pero en blanco y negro. Un aspecto a mejorar a nuestro gusto. La orientación de los mandos y del apartado tecnológico esta enfocado al conductor, dividiendo así en dos las zonas del habitáculo delantero y dejando espacio de sobra para el acompañante. En cuanto a los asientos, son bastante cómodos y sujetan de maravilla. La postura de conducción es fácil de conseguir utilizando los mandos. En nuestro caso fueron manuales pero también los hay automáticos. En cuanto a su capacidad de carga, el nuevo Ceed destaca respecto a su predecesor por contar con un maletero de 395 litros, 15 más que en el anterior. Además, el borde del maletero es más bajo -8,7 centímetros- facilitando la carga y descarga de objetos.

En el apartado tecnológico destaca la integración completa con el Smartphone gracias a la inlcusión de los sistemas Android Auto y Apple Car. Además, para los clientes a los que les preocupe la calidad de sonido de su coche, dispondrán de un potente equipo opcional firmado por JBL Premium. Asimismo contará con un cargador inalámbrico para smartphones. Además de ello, estrena el sistema Drive Mode Select que permite a los conductores adaptar a su gusto la experiencia de conducción con dos modos de conducción: Normal y Sport. Con su uso, los conductores podrán variar el grado de dureza de la dirección y el carácter del motor.

La seguridad ha sido otro aspecto clave a la hora de actualizar el Ceed. Y eso lo podemos notar en aspectos como los siete airbag de serie o la incorporación de avanzados sistemas de asistencia a la conducción que mejoran aún más la protección de los ocupantes. Entre los sistemas de seguridad se incluyen el asistente dinámico para luces de carretera, la detección de fatiga del conductor, la ayuda al mantenimiento del carril y el sistema de advertencia de colisión frontal. Aunque la mayor novedad recibida en este sentido es el denominado sistema de asistencia para el seguimiento de carril (Lane Following Assist), una tecnología de conducción autónoma nivel 2 que actúa sobre la dirección, el acelerador y los frenos de tal manera que el vehículo puede circular por sí solo en autopista. Se puede hacer uso de él hasta los 130 kilómetros hora, puediendo frenar y acelerar en función de las condicones del tráfico por sí solo con el cambio automático. A diferencia de otros sistemas vistos en el mercado, siempre tendremos que mantener las manos en el volante. En nuestra prueba, esta tecnología nos pareció algo ruda, sobre todo en detenciones.

Mecánicamente el nuevo Kia Ceed 2018 se ofrecerá con cuatro motores, tres gasolina y un Diesel. Los gasolinas arrancan con el conocido 1.4 MPI de 100 CV. Por encima, llega el tricilíndrico 1.0 T-GDi de 120 CV y en el tope de gama se situa el nuevo cuatro cilindros 1.4 T-GDI –que ya usa su primo el Hyundai i30- con 140 CV. En cuanto a las mecánicas Diesel, el Kia Ceed utilizará un único bloque 1.6 CRDI con dos potencias distintas, 115 y 136 CV. Todas estas mecánicas irán asociadas a un cambio manual de 6 relaciones excepto las más potentes, que se podrán asociar a la caja automática de doble embrague DCT de siete velocidades. En nuestras pruebas nos ha sorprendido lo silencioso que se muestra el Diesel y los consumos reducidos que logra (5,1 l/100 Km). Otra de las sorpresas que deparará la gama Ceed 2018 la encontraremos en una versión de hibridación suave con sistema de 48 Voltios que llegará en 2019. Sabemos que en un principio irá asociada al motor Diesel 1.6 CRDI.

En cuanto a su llegada, sabemos que el modelo cinco puertas llegará a nuestro mercado en septiembre de este año. Un mes más tarde lo hará la versión Sportswagon, pero aquellos que estén pensando ir a por el tres puertas, hemos de decir que la marca lo ha descartado. En su lugar, Kia ha anunciado que ampliará la gama con una posible carrocería tipo ‘shooting brake’ que se dará a conocer a finales de 2018. Los precios todavía no se han confirmado, pero según nos hizo saber la propia marca éstos rondarán entre los 500 y 1.000 euros más de lo que cuesta hoy en día.