Citroen-tubik
El Citroën más caro de la colección histórica resultó no ser un clásico
Sut abu dhabi f1 t 1563052
Gasly espera que Honda les permita estar en los puntos con frecuencia
Tesla-semi-accion
Así es el Tesla Semi en vivo, el camión del futuro ya rueda
Brawn arrivabene 1
Brawn: “No queremos perder a Ferrari, pero cada asociación tiene límites”
Land-rover-defender-kahn-02
Flying Huntsman 6x6 Soft Top: Un Defender a la altura de Maybach

Al volante del BMW i3s: Eléctrico, urbano y ¿deportivo?

La gama i3 de BMW se renueva levemente y estrena, entre otros, una batería con mayor capacidad. Aunque lo realmente inédito es la versión i3s, con suspensión endurecida, modo Sport y 14 caballos más de potencia.

BMW i3s

Parece que los coches eléctricos empiezan a ser una opción de movilidad para todos los que circulan por las grandes ciudades, especialmente desde que se activasen los protocolos anticontaminación y, con ello, las restricciones al tráfico para los tradicionales gasolina y Diesel. Así se refleja en los resultados de varios estudios de mercado, en los que los vehículos de cero emisiones comienzan a despertar el interés de los conductores y vehículos como el BMW i3 se sitúan en la lista de futuribles para muchos. Y no lo hace sólo por su eficiencia energética o por sus curiosas formas, sino por la funcionalidad de la que hace gala porque, para tratarse de un vehículo estrictamente urbano si atendemos a sus dimensiones exteriores –mide de largo como un Seat Ibiza–, en su interior se pueden sentar cuatro ocupantes y añadir equipaje al maletero, ya que tiene un volumen muy razonable de 260 litros.

Lógicamente hay un pero y es el precio, que supone un freno para posibles clientes, ya que el i3 no está al alcance de todo el mundo (a partir de 38.100 euros). Menos lo está su ‘primo’ s, que arranca en 41.850 euros y acaba de llegar al mercado. A los mandos de éste acabamos de recorrer las principales calles de Lisboa y parte del extrarradio de la ciudad y nos ha sorprendido muy gratamente por varios motivos. Entre ellos la calidad de terminación y la tecnología a bordo, con el siempre sorprendente navegador o el sistema de cámaras exteriores, el tapizado de cuero o las ayudas a la conducción.

Las baterías están colocadas a lo largo del piso del i3 para no restar habitabilidad

Pero las prestaciones sobresalen por encima de todo eso. El i3s hace un 0 a 100 en 6,9 segundos, casi un segundo menos de lo que necesita un Toyota GT86 de 200 caballos en semejante registro. El responsable de este espetacular dato es el elevado par obtenido del motor síncrono, que se alimenta de una nueva batería de iones de litio de 33 kilovatios hora, o 94 amperios hora si lo prefieres, la misma que permite una autonomía más allá de 200 kilómetros en uso real.

Volviendo al propulsor, es 14 caballos más potente que el del modelo estándar, un incremento de potencia que, a pesar de ser mínimo, se percibe en el acelerador –es 0,4 segundos más rápido que el i3– y en la velocidad punta, que es 10 kilómetros superior, algo que en España no sirve de mucho pero sí es útil en países como Alemania, que tiene autobahn, autopistas sin límite de marcador.

Estrena colores exclusivos como el rojo Melbournerot y el azul Imperialblau

El i3s tiene otra serie de mejoras como la reducción de la altura en un centímetro, un ancho de vías cuatro centímetros superior y una suspensión más firme, algo que se aprecia en asfalto en mal estado de conservación de Lisboa. También se añade un programa Sport dentro del selector de modos de conducción, que se une a los ya existentes Comfort, Eco Pro y Eco Pro +.

Con Sport activo, el i3s deja literalmente clavados a muchos vehículos cada vez que se enciende la luz verde de los semáforos, un empuje que se siente, sobretodo, a partir de 60 kilómetros/hora y hasta alcanzar los 90. Conviene saber al respecto que si se abusa de esta función tendremos que detenernos antes de tiempo para cargar las baterías, algo que se hace en unas tres horas en cualquier Wallbox. Con Eco Pro y Eco Pro + se limitan las prestaciones a costa de tener más electricidad, para lo cual también se reduce el consumo energético del climatizador, entre otros. De esta forma sí podremos llegar a conseguir, como mínimo, esos 200 kilómetros que decíamos antes a poco que seamos cuidadosos en la aceleración.

A nivel dinámico, también hay que destacar la capacidad de regeneración en marcha de las pilas. Basta soltar el pedal del acelerador para que entre en funcionamiento una retención que llega a ser tan fuerte que a veces no hace falta ni tocar el freno, ni siquiera para llegar a detenerse. La retención, según los responsables de la marca, es idéntica en i3 e i3s.

Para acceder a las plazas traseras, primero hay que abrir las puertas delanteras

Si finalmente la autonomía pudiese ser un problema, el i3s tiene la opción de montar un bloque gasolina de dos cilindros cuya única función es quemar combustible para generar electricidad, lo que permite tener otros 150 kilómetros de alcance. Se llama i3s REX y está disponible desde 46.550 euros.