Tramontana-r-en-venta-01
Este Tramontana R está en venta y su precio es puro orgullo patrio
Renault atras coche 2018 1
Renault introducirá un suelo nuevo en Bélgica
Alonso
Alonso admite la posibilidad de realizar un test de IndyCar
Wec
Horarios y cómo ver las 6 horas de Silverstone: Alonso y Toyota vuelven a la carga
2019 golf r ginster yellow-large-8617
Volkswagen ofrece ¡40 colores! para personalizar el Golf R ¿Cuál eliges?

Al volante del Porsche Cayenne E-Hybrid: ¿Son reales sus 3,2 litros a los 100?

Porsche ha conseguido que el ‘gigante’ Cayenne se libre de pagar el impuesto de matriculación en España, algo posible gracias a la tecnología híbrida enchufable. Tiene 462 caballos, acelera de 0 a 100 en cinco segundos y cuesta 93.309 euros. ¿Te convence?

Porsche-Cayenne-E-Hybrid-2018

Puede que quizá eches en falta 'ruido'. Es normal. El Cayenne E-Hybrid arranca en eléctrico siempre y cuando tenga energía para ello. Podrías pensar que esto de la conciencia verde ha hecho que el todocamino pierda carácter, pero te equivocas. Porque acelera de 0 a 100 en cinco segundos, casi como un 911 Carrera, y es capaz de hacer un tramo de montaña con mucha más soltura que tú un maratón. Nosotros no somos muy escépticos con este tipo de tecnología, pero hay quien sí, así que son ellos los que tienen que convencerse que el Cayenne, aun anunciando un consumo mixto de 3,2 litros a los 100, es dinámico como él solo, con un tarado de amortiguación confortable para autopistas y firme cuando toca enfrentarse a las curvas.

Como decíamos, el Cayenne E-Hybrid es híbrido enchufable; por eso, circula un máximo de 44 kilómetros en eléctrico gracias a las baterías de iones de litio, con una capacidad de 14 kWh, un 30% más que la anterior versión híbrida del Cayenne, que data de 2014. Al ir colocada bajo el piso del maletero, éste pierde 125 litros de capacidad, aunque el volumen restante sigue siendo sobresaliente, con 645 litros; pocos coches en la actualidad pueden ofrecer semejante espacio…

Volviendo a las ‘pilas’, en conjunto pesan 130 kilos y se cargan en algo menos de ocho horas en un enchufe doméstico, tiempo que se reduce afortunadamente a sólo dos horas y media si se utiliza un wallbox. Por protección, el nivel de carga oscila entre el 15% y el 95%, como sucede en muchos teléfonos móviles.

Detrás hay espacio para tres adultos. Las cotas de altura y para las piernas son generosas

Independientemente de la complejidad técnica del sistema, que lo tiene, la forma de manejarlo en marcha es fácil, ya que se hace a través del mando circular ubicado en la parte inferior del volante. Si deseamos rodar en modo totalmente eléctrico, deberemos seleccionar el programa E-Power –letra E–.

La respuesta del propulsor es increíble, ya que es capaz de ponerse a 135 kilómetros/hora sin consumir combustible y sin que echemos en falta más caballos bajo el acelerador. Por funcionamiento, además de ser válido para ciudad, también lo es para ir por carretera. Lástima que, como sucede en otros automóviles de estas características, la autonomía baja más rápido que el kilometraje recorrido, aunque por fortuna, el coche se recarga muy lentamente en marcha aprovechando inercias y deceleraciones.

El Cayenne E-Hybrid es el primer Porsche de la historia que monta Head Up Display

Si queremos que sea el propio vehículo el que tome el control de todo, la opción es Hybrid Auto –H–. A través de ella, el conductor lo único que se preocupa es de disfrutar al volante, sabiendo que el Cayenne va a decidir acertadamente por nosotros. Cuando lo crea conveniente porque se dan las circunstancias, utilizará sólo la unidad eléctrica, sólo el gasolina o recurrirá a ambos ante una fuerte demanda de potencia.

Para disfrutar de verdad están las funciones Sport y Sport + –S y S+ respectivamente–, que obligan al V6 a estar siempre encendido. Evidentemente el ahorro energético pasa a un segundo plano en pro de las máximas prestaciones. ¿Recuerdas que al principio dijimos que el Cayenne E-Hybrid es un Porsche? Pues eso. Además, el bloque de combustión trabaja en un segundo plano para generar electricidad y recargar las baterías para cuando se necesite.

Los anagramas en color verde fosforito y las pinzas de freno en idéntico tono son propios de esta versión

Más allá del programa, el Cayenne siempre rueda con la elegancia y el porte que se le presupone. La mecánica, además, no da tirones, y en ningún momento se aprecian sonidos molestos de engranajes o transiciones, ya que la insonorización es sobresaliente. Porque, por si lo olvidamos, el Cayenne es un SUV tan lujoso como espacioso, en el que no hay nada que desentone, ni por acabados ni por funcionalidad, a costa de tirar a veces del catálogo de opcionales porque, como buen Porsche, la lista es interminable y cara. Afortunadamente, el paquete Sport Chrono viene de serie…