Porta2
Dixon salió ileso de un accidente que partió el coche en dos
Worthersee-2017
Wörthersee 2017: Termina la mayor concentración de Volkswagen del mundo
Portada indy
Ganó un Andretti, ganó un Honda, pero no fue Alonso: Triunfó Sato
Mercedes-a-class-005
Los próximos Clase A, CLA y GLA de Mercedes-AMG alcanzarán los 400 caballos
Button monaco 2
Insólita sanción para Jenson Button

Simulaciones de clasificación para Alonso en el cuarto día en Indianápolis

Al igual que en la jornada del miércoles, el español volvió a ser el cuarto piloto más rápido en el óvalo estadounidense.

Indy

Jay Howard se ha quedado con el mejor registro en el cuarto día de entrenamientos en Indianápolis. El piloto, quien no competía en Indy desde hace seis años, ha establecido la vuelta más rápida con una velocidad de 226.744 millas por hora (364.909 km/h).

El piloto de Schmidt Peterson Motorsports lideró la tabla por delante de tres pilotos de Andretti Autosport; Ryan Hunter-Reay, Marco Andretti y Fernando Alonso. El español sumó 96 vueltas al óvalo estadounidense con una velocidad, en solitario, de 223.687 millas por hora (360 km/h). El piloto asturiano se centró en simulaciones de clasificación, así como en adelantamientos con tráfico.

Por otro lado, en quinto lugar terminaría Josef Newgarden, aunque éste fue uno de los protagonistas de la jornada debido a su accidente en su vuelta número 36. El piloto de Team Pekson se fue contra el muro en la curva 1, sin tiempo suficiente para ser reparado posteriormente.

Otra imagen particular del día fue la rotura del motor Honda de Sébastien Bourdais en tramo intermedio de los entrenamientos. En cuatro días, esta situación se había repetido el pasado lunes de la mano de Graham Rahal.

Por su parte, el día fue mucho más positivo para Oriol Serviá que en la jornada anterior. El piloto español fue el octavo piloto más rápido en la tabla de tiempos, con 45 vueltas en su haber.

Este viernes se disputa el último día de pruebas antes de la clasificación de este fin de semana; si la lluvia lo permite, claro.