Mazda portada
Museo Mazda Alemania: Un año de historia
Gettyimages-977029674
Fernando Alonso hace historia con Toyota en las 24 Horas de Le Mans
Opel-cesa-la-produccion-del-zafira-y-gtc-algo-esperable-03
Opel dice adiós a los Zafira y GTC
B50
La noche en la que Fernando Alonso hizo de héroe en Le Mans
Screen-shot-2018-06-14-at-12-26-41-pm-1528993621
Llévate a casa este Aston Martin DBRS9: ¡solo 26 en el mundo!

Steiner espera que Grosjean tenga menos broncas por la radio en 2018

El jefe de equipo de Haas pide al piloto francés que se relaje, aunque acepta que su carácter no cambiará por completo.

Grosjean steiner 1

Los pilotos de Haas no se han ganado una fama positiva durante la temporada 2017. A la excesiva agresividad en pista de Kevin Magnussen se le unieron las quejas por radio de Romain Grosjean. El piloto francés se dejó llevar por las emociones en repetidas ocasiones, llegando a un punto candente en el Gran Premio de los Estados Unidos. En un fin de semana complicado en la cita local de Haas, el equipo llegó a ordenar a Grosjean que se callara a través de la radio.

Gunther Steiner aclaró que simplemente le mandó a callar para poder escucharle correctamente. “En Austin estaba a punto de trompear y le dije que podíamos oírle, pero que si seguía hablando nosotros no podíamos hablar con él. Si está hablando por la radio todo el rato, entonces no se le puede decir qué tiene que hacer y alguien tenía que pararle. Generalmente, yo me encargo de eso”, explicó el jefe de equipo de Haas.

"¿Para qué sirve ponerse así en lugar de trabajar de manera constructiva?"

Estos mensajes por radio se han convertido en una tónica habitual desde la llegada de Grosjean a la estructura el año pasado, aunque Steiner afirma que ha estado más relajado esta temporada. A pesar de que le gustaría que el francés no se mostrara tan alterado, acepta que su carácter no podrá cambiar por completo. “Este año parece que ha estado un poco más calmado, pero no me he puesto a analizarlo. Aunque lo hiciera, yo no podría arreglarlo”, apuntó.

“Creo que se ha tranquilizado y se ha dado cuenta de que eso no ayuda. No es que sea bueno o malo, sino que no ayuda. ¿Para qué sirve ponerse así en lugar de trabajar de manera constructiva? Aún tiene algunos cabreos, pero generalmente son más cortos como el de Austin, cuando tuvimos un mal día. Hablamos a veces sobre ello, pero no sobre cómo arreglarlo, sino para que piense en qué hace para ayudar. Se ha calmado, pero tiene algunos ataques. Yo no podré cambiar eso”, añadió Steiner.