Citroen-tubik
El Citroën más caro de la colección histórica resultó no ser un clásico
Sut abu dhabi f1 t 1563052
Gasly espera que Honda les permita estar en los puntos con frecuencia
Tesla-semi-accion
Así es el Tesla Semi en vivo, el camión del futuro ya rueda
Brawn arrivabene 1
Brawn: “No queremos perder a Ferrari, pero cada asociación tiene límites”
Land-rover-defender-kahn-02
Flying Huntsman 6x6 Soft Top: Un Defender a la altura de Maybach

Personaje del día: Adrian Newey

El ingeniero británico de 55 años y con más de media vida dedicada a la competición, Adrian Newey, se ha convertido en el maestro de la aerodinámica, punto clave en la Fórmula 1 moderna. Desde joven, ha llevado al éxito a todos los equipos con los que ha trabajado. Hoy en día, y tras una cadena incesante de triunfos en la F1, se le considera un mito viviente de la ingeniería.

- Adrian Newey

Adrian newey de origen británico y galardonado por la OCB, nació en el municipio de Stratford-upon Avon situado al sur de Birmingham el 25 de diciembre de 1958.  Su pasión por la competición brotó tempranamente, con tan solo 14 años se enroló a competir en karts, sin ningún éxito como piloto, fue el momento en que descubrió su pasión por la ingeniería más que por el pilotaje. Este hecho fue quien le permitió decantarse claramente por estudiar aeronáutica en la Universidad.

Una vez acabados sus estudios y tras repartir muchos currículums recibió una llamada de Harvey Postlethwaite, quien dirigía en ese momento la ingeniería del equipo Fittipaldi. Desde entonces, fue trabajando duro en su vocación para ,finalmente, lograr hacerse cargo, al 100%, de un March de resistencia, un clase C de 1982, consiguiendo, un año más tarde, una inesperada 2ª posición en las 24 Horas de Le Mans 24 horas con un March 83 G.

Ya en 1985, tres años más tarde, lograría el título CART con un March 85G en las manos de Al Unser aumentó su reputación de buen diseñador tras repetir el titulo en 1986 con Bobby Rahal, un piloto con quien estrechó fuertes lazos de amistad. Ese mismo año decidió abandonar March para centrarse en Europa con el equipo FORCE en Fórmula 1, pero falló en el intento por mejorar su suerte ya que el equipo se retiró ese mismo año. 

Aprovechando su nueva intrusión en la F1, se mudó de nuevo a March, pero esta vez en la categoría superior en la cual la ingeniería aerodinámica no recibía aún toda la importancia que tiene hoy con lo que Newey se convirtió en todo un pionero. Aún así, los resultados del equipo no fueron los esperados, con lo que el brillante ingeniero fue despedido en 1990.

La noticia de su despido no tardo en llegar a los oídos de Patrick Head, el director técnico del equipo Williams F1, quien no desaprovechó la oportunidad para crear una asociación con el genio británico al mando del equipo, logrando así, espectaculares resultados en 1991 y 1992 con un FW14, y un magistral Mansell al volante, que llegaron a desbancar incluso a los míticos y dominantes Mclaren de los años anteriores, consiguiendo el título de pilotos durante dos años consecutivos y tres el de constructores. Al año siguiente, en 1993, los consiguió con un FW15 de la mano Alain Prost. 

Con Damon Hill, en 1994, el éxito disminuía, consiguiendo tan solo el título de constructores tras la muerte de Ayrton Senna en el GP de San Marino. Consecuentemente al éxito y la experiencia, Newey ya estaba capacitado para ser director técnico, pero bloqueado por Head, se vio obligado a probar suerte en McLaren en 1997.  Su paso por la escudería británica marcó ocho años de su carrera en los que consiguió distintos podios hasta la llegada del McLaren MP4/13 con el que Mika Häkkinen ganó los títulos de 1998, 1999 y apunto estuvo de repetir en el 2000. Desafortunadamente, a pesar de poseer los últimos seis título de constructores consecutivos y 76 victorias, los aires se fueron caldeando los ánimos en McLaren tras no obtener grandes resultados durante los cinco años siguientes. La mala relación de Newey con Ron Dennis se agravaba, hecho que aprovechó para finalizar contrato con la escudería británica.

Desde entonces, ya son 9 años los que Newey lleva afincado en el quipo Red Bull Racing para conseguir una evolución continua. No fue hasta 2009 cuando empezó a despegar en ella con la llegada de Vettel y Webber al equipo. Al siguiente año, su monoplaza se convirtió en el mejor de la parrilla consiguiendo el título de constructores en el GP de Brasil 2010, a la siguiente semana Vettel conquistó el título de pilotos con el RB6. Durante los tres años siguientes y con el RB7, el RB8 y el RB9 consiguieron de nuevo, imparablemente, ambos títulos, de constructores y de pilotos. Igualmente, Vettel, se consagró el piloto más joven en ser campeón y luego bicampeón de la F1, por delante de Fernando Alonso. Tras cuatro años de incesante éxito por parte de su equipo, Newey se posiciona como el ingeniero y director técnico mejor de la historia de la F1 además de un fichaje soñado para muchos equipos.