Tarraco-x-tomi
Cupra Tarraco: ¿Especulación o realidad?
Bellof
Pros y contras de un tercer coche por equipo en Fórmula 1
Lorenzo-marquez
El incidente de Lorenzo y Márquez desde todos los puntos de vista: ¿Quién tiene razón?
Borkovic 03
Un piloto la emprende a golpes contra miembros del equipo contrario
Llega el nuevo Outlander PHEV 19MY, de Mitsubishi
Da la bienvenida al nuevo SUV híbrido enchufable de Mitsubishi
Car and Driver + Mitsubishi

Newey aboga por limitar las herramientas y no el presupuesto

El de Red Bull ve muy diferentes vías para lograr reducir los presupuestos sin llegar a imponer un límite.

Sut british grand  1508911

Adrian Newey ha pasado la práctica totalidad de su vida adulta ligado a la Fórmula 1. De su imaginación han salido algunos de los vehículos más dominadores de la categoría, y aún hoy se le considera un factor capaz de ser completamente determinante de cara a una nueva temporada.

Con tantos años en el Gran Circo, se ha ganado el derecho a tener voz en prácticamente todos los palos que toca la Fórmula 1. Y concretamente, al hablar del últimamente tan de moda techo presupuestario. Curiosamente, Newey no parece ser un gran fan del techo presupuestario, pero sí tiene ideas muy interesantes para limitar el gasto en los equipos de la Fórmula 1, tal y como ha comentado a la publicación alemana Auto-Motor-und-sport.

Para el de Red Bull, la clave está en restringir las herramientas. Con menos herramientas, se necesitará menos gente. “En Red Bull, tenemos 125 personas en el departamento de aerodinámica. Mercedes tiene casi dos veces más, lo que hace que automáticamente la productividad sea más alta.”

Newey comenzaría por eliminar los tantas veces regulados túneles del viento. Desde un punto de vista técnico, son dinosaurios que están a punto de desaparecer de todos modos. Construimos más con la ayuda de simulación CFD”. Newey también eliminaría la telemetría y limitaría la recopilación de datos, lo que automáticamente daría más protagonismo al piloto por delante de las montañas de datos. Para el de Red Bull, esto reduciría la importancia de los probadores y simuladores, ya que, sin datos reales, no hay correlación entre simulador y realidad.

El de Red Bull también cree interesante limitar el número de piezas aerodinámicas de la temporada, de forma que no tenga sentido construir piezas especiales para una única carrera del año. “Si solo puedes construir cinco alerones traseros al año, te preguntarás si es útil hacer un alerón especial para Monza o Mónaco. Entonces te limitas a lo esencial.”

La Fórmula 1 siempre ha sido un gran escaparate técnico y a menudo banco de pruebas de innovaciones que más tarde han sido incorporadas a los vehículos de serie, algo que Newey ve realmente beneficioso, motivo por el que aboga por eliminar precisamente la tecnología que no pueda ser orientada en este sentido. “El MGU-H nunca va a existir en un vehículo normal. Solo traería beneficios si conduces a fondo por mucho tiempo. La mayoría de países tienen límite de velocidad, así que…”.

Newey no ve descabellado que en el futuro la Fórmula 1 retorne a los motores estruendosos de gran cilindrada, como algo exclusivo y diferenciador a lo que se ve en la calle en el día a día. El de Red Bull incluso cree que esto podría traer beneficios para las carreras, pues con vehículos de menos peso, se podría empujar al máximo más tiempo, al contrario de lo que ocurre ahora, donde con el peso de los actuales vehículos, se castigan los neumáticos y frenos.En 1998, nuestro McLaren pesaba 580 kilogramos. Todavía teníamos 45 kilogramos de lastre a bordo. Hoy estamos en 733 kilogramos con prácticamente cero lastre. Se podría ahorrar mucho en gasolina si se estuviera conduciendo con un peso significativamente mejor, pero esto solo es posible con otros motores.”