Vuelta coche electrico
1.000 km por 10 euros: El coche eléctrico demuestra su economía de uso en viajes
Ferrari brasil
Ferrari encuentra el motivo de la mala carrera de Vettel
S18-3024-1541107590
Probamos el Porsche Panamera GTS: Falto de emociones
Verstappen ocon fia brasil 2018 1
Castigo surrealista para Verstappen por sus empujones a Ocon
Car-lovers
El 54% de los españoles no vendería su coche ni aunque le garantizaran su movilidad

El rincón del análisis: carrera del GP de Abu Dhabi F1 2016

Una apasionante carrera en Abu Dhabi cerró la temporada de 2016, y con el 'mal trago' ya pasado del apabullante dominio de los Mercedes, solo nos quedan 116 días a la espera de que 2017 nos traiga más homogeneidad en la lucha por los objetivos más importantes.

 - Nico Rosberg celebra su título en Abu Dhabi

Ya está. Ha llegado ese momento que todos los aquí presentes llevamos deseando desde hace muchos meses, pero a la vez, el que ya queremos olvidar. Un final de temporada siempre deja la sensación de satisfacción por conocer los balances finales, pero un vacío de 116 días hasta que los nervios llenen nuestras almas de piloto acomplejado.

Yo dije en un análisis de mitad de año que de nuevo esta sería la temporada de Lewis Hamilton cuando recuperó el liderato del Mundial y viendo las actuaciones de Nico Rosberg en Mónaco o Canadá, parecía que el alemán no tenía nada que hacer.

Pero Rosberg ha demostrado en estas últimas tres carreras que tiene lo único que le falta. Porque siempre ha sido un piloto rápido e inteligente, pero que se congela bajo presión. Cuando en 2014 y 2015 llegaban los momentos claves, siempre estaba a la sombra de Hamilton.

Y aunque haya ganado un muy merecido campeonato, hoy en Abu Dhabi le hemos visto parecer inferior a Hamilton. Cuando el británico controlaba el ritmo de carrera, parecía que Rosberg era un náufrago a la deriva en busca de que el azar del oleaje le lleve a buen puerto sin defensa alguna... Hablemos de ello.

 

AL LÍMITE DE LA LEGALIDAD, AL LÍMITE DE LA ÉTICA

En la guerra, en el amor, y para ganar un Mundial de Fórmula 1 todo vale. Yo me pongo en la piel de un piloto y considero que haría lo imposible para ganar una corona de campeón del mundo. Cualquier cosa a cualquier precio, pero siempre dentro de la deportividad.

Hamilton es de los míos, y sabía que Rosberg le dejaría ganar para evitar peleas innecesarias, así que la única alternativa que tenía Hamilton para ganar el título era frenar su ritmo e intentar que los pilotos de detrás le adelanten. Fue tan así que al final de carrera rodaba igual de rápido que al inicio, con 100kg menos de combustible.

No hay ninguna norma que diga que el piloto de Fórmula 1 tiene que ganar por una distancia mínima o que tenga que ir al máximo en cada vuelta. Si alguien no va al 100%, es su problema. Lo que hizo Hamilton no es ilegal, eso seguro.

Lo que podríamos discutir es si fue deportivo o ético, pero esos son dos aspectos tan subjetivos que no tendría sentido hacerlo. Quizá Rosberg no lo hubiese hecho, quizá Hamilton se equivocó porque no tuvo recompensa. Quizá solo es un piloto luchando por su objetivo según las normas...

Estuvo a punto de que le saliera bien la jugada, pero Rosberg tuvo suerte en que al inicio de carrera tenía detrás suyo a un piloto como Kimi Raikkonen, que este año ha realizado menos adelantamientos en pista que Rio Haryanto prácticamente.

Eso sí, el mérito de Rosberg en Abu Dhabi pasa por haber cometido cero errores con toda la presión sufrida y haber tenido la moral de tirar el coche a un siempre agresivo Max Verstappen, así como defenderse de Sebastian Vettel en la última vuelta, cuando, en ambos casos, no le hacía falta.

Yo quería que gane Hamilton, no voy a mentir, básicamente porque es, o será en breves, el segundo piloto con más Poles, más victorias, y más vueltas lideradas de la historia de la Fórmula 1, así que simplemente alguien con dichos números merece una elevada cantidad de títulos.

Pero estoy contento con que el Mundial se lo haya llevado Rosberg, dado que ha demostrado en 2016 que puede estar muchas pruebas consecutivas sin cometer un solo error y que sabe remontar puntos a un mega-confiado Hamilton. Además, en Yas Marina demostró que tiene coraje y que puede ser bueno en el cuerpo a cuerpo.

En definitiva, las habilidades que debe tener cualquier campeón de la historia de la Fórmula 1.

 

¿CUÁNDO PIERDE EL MUNDIAL HAMILTON?

En octubre de 2015, en mi opinión. Hamilton venía de dos grandes temporadas con todo el éxito que un piloto de Fórmula 1 puede desear. Tanto así que empezaron a haber debates en el paddock sobre el alocado estilo de vida de un extra-relajado Hamilton.

Rosberg siguió trabajando y preparándose para la nueva temporada mientras Hamilton sabía que ganaria el Mundial sin mayor drama en 2016, después de doblegar a Nico en 2013, 2014 y con pasmosa facilidad en 2015. Eso es así, todos lo sabíamos.

Pero hay un detalle, y es que en rasgos generales, solo cambió una cosa entre 2015 y 2016, y eso fue el sistema de embragues para la salida, que se hacía mucho más técnico, complicado y manual para los pilotos, que tendrían menos información por radio.

Todo esto que comento, obviamente, es pura especulación, pero da la sensación de que Hamilton pensaba que ganaría de cualquier modo o que no se vería afectado como cualquier persona con un perfil psicológico como el de Hamilton que está en un momento altísimo de confianza en sí mismo.

Y da la sensación de que Rosberg siguió concentrado y pensando en sus objetivos durante la pretemporada, donde preparó a fondo las salidas. Y por eso Hamilton no hizo una salida decente... no sé, en toda la primera mitad de año quizá.

El Mundial no se pierde por una acción o por una carrera, y menos el más largo de la historia de este hermoso deporte, sino por errores sistemáticos por falta de correción. O en este caso, preparación.

También es verdad que la fiabilidad de Hamilton ha sido muchísimo peor que la de Rosberg y que sin abandonos como el de Malasia o carreras como la de Bélgica, quizá hablaríamos ahora de un Hamilton tetracampeón del mundo, pero me gusta creer que la suerte se equilibra a largo plazo y que era el momento de Rosberg después de lo visto en 2014, por ejemplo.

 

2017, LO MEJOR ESTÁ POR LLEGAR

Me gusta pensar que el año que viene Red Bull, si no más equipos, recortará la distancia con Mercedes y que el Campeonato de Constructores será cosa de dos equipos. Una presión extra sobre los Mercedes sería hermosa para el aficionado y algo refrescante, al menos. No hay dos equipos que a la par luchen por un Mundial desde... ¿2008?

Tengo muchas ganas de ver cómo será el Hamilton dolido y motivado de 2017, y el nuevo Rosberg confiado y campeón del mundo del próximo año. Cómo será su lucha, y más aún cómo se comportarán si puede ganar el título alguien que no vista de color gris...

Pero lo dicho, ahora nos restan 116 para descansar, analizar, y esperar. Simplemente esperar al GP de Australia del próximo 26 de marzo, o mejor aún, a los test de pretemporada de Barcelona del 27 de febrero, donde ya podremos empezar a saborear la nueva temporada.