Ford-mondeo-aparcamiento
Descubre el invento definitivo para no quedarte encajado en un aparcamiento
Mclaren petrobas
McLaren y Petrobras hacen oficial su acuerdo de colaboración
Contaminacion-diesel
El champú puede contaminar más que los coches… y no es ningún bulo
Collage - sauber
El nuevo Alfa Romeo Sauber C37, el Fórmula 1 de 2018, en imágenes
Ferrari-488 pista-01
Ferrari 488 Pista: El relevo del 458 Speciale ya está aquí

Cuatro años del motor híbrido de Renault F1; ¿Qué deparará el quinto?

El 22 de enero de 2014, Renault nos mostraba los detalles del motor con el que esperaba dominar la era híbrida de la Fórmula 1.

R-portado

La temporada 2014 de Fórmula 1 comenzó con una gran revolución técnica. La FIA había decidido adoptar la tecnología híbrida en la categoría máxima del automovilismo, dando mayor importancia a los motoristas, que iniciaban una carrera contrarreloj para hacerse con el dominio de la Fórmula 1, monopolizada en los últimos años por la aerodinámica.

Tras múltiples anticipos a lo largo de 2013, el 22 de enero de 2014, Renault realizó una conferencia explicando los pormenores de su motor híbrido, mostrando la disposición de los distintos elementos, así como el funcionamiento de los mismos tanto en aceleración como en frenada.

Aquél ‘Energy F1 2014’, aquél 1.6 V6 no salió como Renault deseó. Fue el motorista que peor lo pasó en pretemporada, que más problemas aireó y que menos kilómetros acumuló en pista. Mientras, Mercedes iba sobre raíles, mostrándose tanto más fiable como más potente. Se avecinaba una temporada dura.

La dificultad del esquema híbrido junto al sistema de ‘tokens’ para presentar evoluciones ralentizaba al máximo cada paso hacia delante. Tanto, que años después, ni Renault ni Ferrari han conseguido ponerse a la altura de Mercedes.

Cuatro años de motores híbridos han dejado un bagaje de 62 victorias para motores Mercedes, nueve victorias para Renault, todas de la mano de Red Bull, y ocho para Ferrari. Datos que no invitan a ser optimista de cara al futuro. Sin embargo, el fabricante francés ha hecho una fuerte inversión, especialmente tras su regreso como equipo oficial, inversión que debería comenzar a dar sus frutos a partir de ahora.

Sin duda, Renault, como equipo, no es tan fuerte como Mercedes o como Ferrari, sin embargo, mientras que Ferrari cuenta con Haas como segundo mejor equipo y Mercedes con Force India, en Renault tienen a dos de los mejores equipos, Red Bull y McLaren, tanto que presentan una amenaza más que notable para el ascenso del propio equipo Renault, pero que al mismo tiempo suponen una garantía para cosechar éxitos a la mínima que el motor lo posibilite.

No eran pocos los que confiaban en Renault como referente al inicio de la era híbrida, y no funcionó. Sin embargo, al fabricante francés no hay que perderle la fe, pues su evolución se ha podido constatar, así como su capacidad para solucionar problemas, pues no hay que olvidar que empezó la temporada 2017 con un problema crónico de ERS que consiguieron solucionar, y que incluso Red Bull consiguió tener en al menos dos carreras el mejor ritmo el domingo.

Pero sin duda, por encima de todo, lo que es seguro es que la unión McLaren – Renault no va a ser peor que la que los británicos han tenido con Honda, tanto en fiabilidad como en rendimiento. Se acerca un buen año para Renault, con un paso adelante para ellos como equipo y un buen año con Red Bull y McLaren, quizás pronto para pensar en doblegar a Mercedes, pero a buen seguro, un paso adelante.