Citroen-tubik
El Citroën más caro de la colección histórica resultó no ser un clásico
Sut abu dhabi f1 t 1563052
Gasly espera que Honda les permita estar en los puntos con frecuencia
Tesla-semi-accion
Así es el Tesla Semi en vivo, el camión del futuro ya rueda
Brawn arrivabene 1
Brawn: “No queremos perder a Ferrari, pero cada asociación tiene límites”
Land-rover-defender-kahn-02
Flying Huntsman 6x6 Soft Top: Un Defender a la altura de Maybach

Carlos Sainz: “Quiero se campeón del mundo con Red Bull”

Carlos Sainz ya ejerce como piloto del equipo Toro Rosso. El español ha comparecido ante la prensa en Madrid para dar sus primeras impresiones sobre su nuevo reto en el automovilismo tras coronarse en la Fórmula Renault 3.5. Sainz, que ya se ha quitado el Jr. de encima, confía en ponerse rápido al día con respecto a su compañero de equipo Max Verstappen y, además de intentar superarle, ayudar juntos a Toro Rosso a progresar.

- Carlos Sainz junto a Antonio Lobato en su comparecencia como nuevo piloto de Toro Rosso en Madrid

Carlos Sainz compareció ante los medios españoles en Madrid, entre ellos CarandDriverTheF1.com, horas después de confirmarse su fichaje por el equipo Toro Rosso de cara a la temporada 2015. El piloto de 20 años, recientemente coronado como campeón de la Fórmula Renault 3.5, compartirá escudería con la revelación holandesa Max Verstappen.

El madrileño hablaba aliviado una vez confirmada la noticia consciente de que su año ha sido muy complicado y lleno de presión.

"Ya, ya está (respiraba). Ha sido un año duro. Como leía el otro día parecía un montaña rusa de año, al principio parecía que sí, luego que no, luego que sí otra vez, luego que no otra vez y al final parece que esta vez sí e imaginate la alegría que tengo en el cuerpo ahora mismo".

Sainz ha destacado que para nada ha sido un camino fácil pese a su apellido ilustre o el apoyo de Red Bull y que, incluso ha tenido que trabajar algo más para quitarse toda esa presión de encima.

"Sí hay mucho trabajo, mucho sacrificio detrás de todo esto que hay aquí ahora mismo. Ya desde pequeñito en los karts me daba cuenta del padre que tenía y de que era un poco diferente pero bueno, a partir de ahí me tocó forjar mi nombre y decir 'no, aquí estoy yo, me voy a dedicar a los circuitos, a la F1 que es mi sueño y que no tiene nada que ver con los rallyes'. Por ese lado es bueno, que no van a poder compararme demasiado con mi padre porque el se dedicó a los rallyes y yo a la Fórmula 1. Pero, como he dicho antes, mucho trabajo, mucho sacrificio que al final va teniendo su recompensa", ha comentado el español, que asegura que aunque el apellido le haya podido poner mucha más presión que a cualqueir otro integrante del Junior Team, quien más presión se ha puesto ha sido él mismo.

"Sí, puede ser que sí, pero la presión me la puse yo mismo a principio de año cuando vi que mi sueño de la F1 se basaba en que ganase las World Series y me dije: 'Chaval, si quieres cumplir tu sueño, ponte las pilas desde ya, vamos a ganar esto y demuestra que vales para ello'. Supongo que tuve mucha presión de Red Bull, pero el primero en ponérsela fui yo con mi objetivo desde muy pequeño de llegar aquí".

Ahora que su sueño de alcanzar la Fórmula 1, no son pocos los que se preguntan si logrará 'eclipsar' de alguna manera a su padre, Carlos Sainz, bicampeón del mundo de rallyes. Sin embargo, el nuevo piloto de Toro Rosso cree que para eso queda mucho.

"Queda un poco lejos todavía (risas). Queda mucho, mucho, mucho. Otra vez: mucho trabajo, muchas horas de viaje...Obviamente es mi objetivo, no sólo me basta con ser piloto de Toro Tosso y llegar a la F1, sino que también he venido para quedarme y ojalá se haga realdidad y le pueda dar una alegría con eso. Sin ninguna duda ese es mi objetivo. Llevo cinco años formando parte del Red Bull Junior Team, ahora me han dado la oportunidad de subirme a un Toro Rosso y, lo que más ilusión me haría, es hacerlo bien en Toro Rosso, demostrarles que también valgo para estar en un equipo como Red Bull y algún día quiero ser campeón del mundo con Red Bull. Eso, sin duda, es lo que más ilusión me haría".

Sin embargo, el madrileño no se marca aún objetivos de cara a 2015 tras su confirmación como piloto de Toro Rosso: "Objetivos a estas alturas todavía es difícil marcarse. La F1 depende de muchos factores más allá del pilotaje, así que los resultados que podamos obtener dependerán de todos esos factores. Lo que sí estoy seguro es que intentaré aprender lo máximo para llegar preparado al año que viene".

Otra persona que le ha ayudado mucho durante todos estos años ha sido el propio Fernando Alonso, al que conoció con apenas seis años y al que siempre ha tenido como referente. El próximo año, pese a su relación personal, tendrán que batirse en la pista y ahí, Sainz tiene claro que luchará como con cualquier otro.

"Increible. Lo de Fernando conmigo ha sido como un cuento de hadas. Cuando le conocí con 6-7 años pues no es que fuese mi ídolo, sino que le veía como un Dios, de hecho ayer colgué una foto en la que se veía que le tenía como algo superior y ya desde muy pequeñito me apoyaba, siempre que tenía la oportunidad hablaba bien de mí a los medios, a los equipos, en ruedas de prensa de Fórmula 1... y no me queda más que agradecerselo, lo haré toda mi vida porque seguro que él también ha aportado su granito de arena para que yo esté hoy aquí. Si hay que pelearse con él lo haré como cuando lo hacemos en una carrera de karts, con una sonrisa en la cara, con todo el respeto del mundo y con las ganas de ganarle como todo el mundo".

Además, el piloto asturiano fue de los primeros en enterarse de la noticia como relataba el propio Carlos: "Ayer me felicitó de los primeros y tengo que reconocer que se lo conté de los primeros cuando me enteré hace un par de días. Se llevó una alegría tremenda como era de esperar. Intercambiamos un par de mensajes y super amable. Lo mejor que me puede pasar", ha dicho Sainz, que lo primero que hizo cuando le confirmaron su fichaje fue abrazar a su padre y posteriormente llamó a su familia y amigos: "Fue un momento muy, muy bueno".

Sainz hablaba de sus inicios en el karts, y se reía: "Eso es lo único que he tenido gratis, los karts". Siempre le acompañaba Juanjo Lacalle, sobre el que contaba una anécdota: "La gente pensaba que iba con mi abuelo, y no, es mi tio, en aquella época era mi persona de confianza, con la que compartí muchos momentos, muchos viajes... y siempre ha estado conmigo desde los 7 hasta los 20 y mira, ahora disfrutando toda la familia entera, amigos, de este momento porque quién nos iba a decir a mí con 7 años cuando me iba al campeonato de Cataluña que iba a acabar aquí ahora".

Tras esto llegaron las victorias, los campeonatos, la confianza de Red Bull y el vital test en 2013 durante los rookie test en Silverstone. Allí impresionó a todos con su adaptación y velocidad, algo que el español señala que fue clave para los siguientes pasos que ha dado junto a ellos.

"Fue muy importante. Creo que fue un test que me ayudó mucho en un año 2013 complicado en la GP3 y que creo que fue clave para mantener mucha confianza en mi mismo y la de Red Bull, que vieron que había algo en mí para apostar conmigo este año en las World Series. A partir de ahí, gracias a este test me pusieron en un World Series y gracias a eso les demostré de verdad que no sólo podía ir rápido en un F1 sino que podía ganar campeonatos y muchas carreras", ha comentado Carlos Sainz, como quiere que se le conozca ahora que ha dado este paso a la máxima categoría y eliminar de una vez por todas el 'Jr.'

"Mi madre y yo nos lo queremos quitar de en encima y mi padre sólo se ríe, nunca dice nada. Pero ayer vi su tweet y ha dicho que el Jr. fuera. Yo encantado. Si me hubiera dedicado a los rallyes lo entendería perfectamente, pero ahora que voy a hacer la Fórmula 1, se me puede llamar Carlos Sainz".

Sainz sabe que este 2014 era clave para su futuro y la presión ha sido máxima para él, pues la premisa no sólo era coronarse en la Fórmula Renault 3.5 sino hacerlo con autoridad.

"Mucha, mucha presión porque cuando me confirmaron en noviembre que iba a correr las World Series tenía claro que sólo valía ganar. Si quería tener la oportunidad de subirme a un Toro Rosso, no sólo valía ganar, sino hacerlo de una forma muy convincente y bueno, estoy contento de que bajo presión este año he respondido, he sabido aguantarla en momentos muy duros porque no solo estaba la de principio de año, sino la que me vino a mitad de temporada por otras circunstancias [n.d.r fichaje de Max Verstappen] y eso es lo que más confianza me da para llegar el año que viene a la F1 sin miedo, porque quieras o no va a haber incluso más presión de la que ha habido este año y estos momentos me van a ayudar a llegar con más confianza y con ganas".

Es por eso que Carlos piensa que 2014, para su carrera deportiva ha sido "un año clave que marca un antes y un después. Sin este campeonato estoy convencido de que no estaría aquí. Es un punto de referencia. Mi carrera deportiva 'empezó' en enero de 2014 y a partir de ahí las cosas serán más constantes, muy buenas. Me concentraré en mantener el estado de forma y confianza de este año".

El español no se ha olvidado de que, más allá de cumplir con el objetivo de Red Bull de ganar la Fórmula Renault 3.5 para poder llegar a la F1, también tenía que mandar otra serie de mensajes para dejar claro que estaba preparado para el salto y era su momento.

"No sólo hay mensajes de victorias y campeonatos, hay que mandar otros mensajes por detrás. Creo que el test de Abu Dhabi también me ha podio ayudar a conseguir este objetivo y terminar de convencer al Dr.Marko y compañía. Son los más complicados de dar, pero hay que darlos sí o sí si quieres tener una oportunidad en esto", dijo el español, que también comentó lo que le dijo al propio Marko al enterarse de la noticia.

"Se lo agradecí muchísimo por confiar en mí. Creo que el Dr Marko, aunque no lo haya parecido, ha empujado mucho estos dos meses para que me suba al Toro Rosso en 2015. Le dije que muchas gracias pero que no se preocupase, que había tomado la decisión correcta y que no le iba a defraudar".

Como no podía ser de otra forma, Carlos habló de su nuevo compañero de equipo, Max Verstappen, con el que tuvo un primer contacto durante los test en Abu Dhabi y señala que todo fue muy bien, mejor de lo que muchos podían pensar por aquello de la rivalidad.

"Le conocí el domingo en Abu Dhabi, charlamos durante 1 hora y la verdad que muy bien. Mejor de lo que os podéis imaginar porque aunque creáis que había tensión no había ninguna. Primero nos tocará aprender a los dos mucho, segundo tenemos que ayudar a Toro Rosso a tirar para delante, a desarrollar un coche porque en la F1 durante el año eso es fundamental y luego ya tercero, nos tocará batirnos que esa será la parte más divertida. Será un duelo bonito. Ya le he dicho a toda mi familia que me tengo que afeitar para parecer más joven porque ahora parezco mayor (risas). Acabo de convertirme en el campeón más joven de las World Series y parece que soy mayor. Seguro que lo vamos a pasar bien. Va a ser un año complicado, en el que habrá que demostrar muchas cosas pero mientras que vaya con ilusión y confianza seguro que se consigue".

Ante las cuantiosas preguntas de la prensa sobre su compañero Verstappen, el español no rehusó contestar. Afirmó que "no es ningún secreto lo de ganar a tu compañero de equipo, es lo intentaremos hacer todos el próximo año. Primero ganar a tu compañero y luego ver donde estás en el campeonato. Eso no es ningún secreto".

No son pocos los que creen que Red Bull querrá demostrar que no se han equivocado fichando al jovencísimo Verstappen con tan sólo un año en monoplazas, pero Sainz no se preocupa y no cree que se vayan a inclinar los apoyos hacia el holandés para intentar plasmar que la elección fue la corrercta.

"No me preocupa. Red Bull tiene la misma presión para que los dos hagamos un buen trabajo. Que se haya anunciado antes el fichaje de Max no tiene nada que ver, en marzo los dos empezaremos desde cero y por eso tocará hacerlo mejor que él desde la primera carrera e intentar sorprender a los jefes más que él, ese es el objetivo".

Con todo esto, Sainz llegará a los primeros test de 2015 con menos preparación que Verstappen, pues el holandés ha disputado algunas sesiones de entrenamientos libres con Toro Rosso y también ambos días de pruebas en Abu Dhabi. Sin embargo, no le preocupa en exceso lo avanzado que peuda estar el holandés y trabajará para ponerse al día cuanto antes

"Veo pocas ventajas sobre él porque el lleva más kilómetros en el coche, tendrá supongo su equipo de ingenieros, habrá visitado Faenza unas cuantas veces y eso me queda a mi pendiente... La única ventaja que puedo ver es que llevo más años en monoplazas que él, pero es muy bueno y supongoq que eso no le afectará. Estará en plena forma desde la primera carrera así que ventajas comparado con él pocas pero se intentará ganar como sea".

En Red Bull, incluso, le han acompañado durante toda la temporada con cámaras para grabar un documental sobre su año en las World Series y su progreso hasta llegar a la Fórmula 1, algo que a Sainz le extrañó porque tenían que darse muchas cosas para poder dar ese salto.

"Es un documental que me llevan haciendo durante este año y que parece que estaba escrito. Me dijero, venga vamos a hacerte un documental para ver como llegas a la Fórmula 1 y claro yo dije, sabéis que lo de la F1 puede pasar o puede no pasar. Me han estado siguiendo todo el año, desde el primer test a la última carrera, e incluso aquí que me han grabado entrando por la puerta y bueno, va a ser un documental de todo el año, de todo lo que he trabajado y luchado para estar aquí ahora y creo que va a quedar muy interesante".

Ahora Carlos piensa en el futuro y, sobre la frase de Ayrton Senna en la que afirmaba que "vales tanto como tu última carrera", el español sabe que lo pasado es pasado y tiene que seguir demostrando cosas a partir de ahora:  "Lo sé, lo sé, lo llevo teniendo claro desde que me metí en este mundo porque se nota que lo que cuenta es siempre lo último que haces".

Tras probar el coche de 2014 con el nuevo motor V6 Turbo en Abu Dhabi, Sainz lo comparó con su primera experiencia a los mandos del RB9 en Silverstone: "Pude dar más vueltas en este que en el 2013. Tengo que decir que probar por primera vez un F1 como hice en Silverstone como hice en 2013 fue muy especial, mi circuito favorito, se dieron muy bien las cosas. Salí a disfrutar, me dieron 30 vueltas para ver de lo que era capaz, mientras que este test en Abu Dhabi ha sido más profesional, más para ayudar a sacar conclusiones tanto de este año, como para el que viene y el simulador. Es difícil decir. Al final como piloto me gusta que el coche tenga caballos y la verdad es que el de este año empuja más pero tiene menor paso por curva. Por otro lado, el del año pasado lo probé en Silverstone y a mí me encanta, por tanto, si me tuviese que quedar con un test, sería con el de Silverstone".

En su ruta hacia la pretemporada, Sainz ha señalado que "no se mucho acerca del año que viene. Me enteré antesdeayer. No he tenido mucho tiempo para organizarme el año que viene, aunque supongo que me irán diciendo la próxima semana. No creo que tenga la oportunidad de probar ningún coche de 2012 antes. Por tanto, me temo que partiré en ese sentido con algo de desventaja con respecto a mi compañero de equipo así que me tocará ponerme las pilas".

El español ha elegido el dorsal número 55 para su aventura en la Fórmula 1 como ya le comentó hace unos días a nuestro redactor jefe, Cristóbal Rosaleny: "Sí, llevo unas semanas pensando lo del número y creo que el 55 es el que más ilusión me hacía. Desde pequeño he llevado muchas veces el 5 y me ha ido bien, pero está cogido por Vettel, por lo tanto voy a llevar el 55 que también encaja con las dos 'eses' de Carlos y Sainz y puede quedar bien. Son ideas que van surgiendo en los hoteles cuando te aburres".

Sainz ha afirmado como tal que ha recibido algunos consejos de gente como Fernando Alonso, Marc Gené o Pedro de la Rosa pero más de su padre: "Tampoco me han dado tantos consejos porque no he coincidido mucho con ellos. El que más consejos me da es mi padre, que aunque no hemos tenido mucho tiempo para hablar de ello, ya tengo más o menos claro lo que me va a decir, le conozco bien. Me ha dicho como tratar a la prensa y como llevarme con vosotros", ha señalado. "Con Fernando, Marc o Pedro, siempre que he estado con ellos hemos hablado de carreras, de la vida… pero consejos poco. Fernando sí que me ha dado alguno que otro. Sobre todo, el primero que me dio y el que más ilusión me hizo, fue que me enseñase el circuito de Mónado desde su punto de vista, con todos sus trucos... como os podéis imaginar, llegar a Mónaco y de primeras saber por donde ir en cada momento con los consejos de Fernando Alonso pues, es un lujo". 

Por último y como no podía ser de otra forma, Sainz agradeció a sus sponsors personales como Cepsa, John Smith o Estrella Galicia su apoyo durante todo este largo camino para poder alcanzar junto a ellos la Fórmula 1, algo que no habría sido posible sin ellos y, a partir de ahora, seguir escribiendo páginas de éxito juntos.