Radares-laser-dgt-2-2
Radares Velolaser, ¿dónde están?: Aquí tienes la ubicación de los 56 operativos
Horarios mundial
La Fórmula 1 cambia horarios por el fútbol… ¡pero lo peor podría llegar en Austria!
Alonso le mans victoria 2018 1
Las 10 claves de la victoria de Fernando Alonso en Le Mans
Sut 2018 marc marq 1615561
Honda garantiza el mismo trato a Toro Rosso y Red Bull
Audi-a1-2018-02
Audi A1 2018: Todo sobre el utilitario premium que se hizo grande

Sale a subasta un Shelby GT500 en perfecto estado

En los próximos días tendrá lugar una subasta en Las Vegas con este Shelby como uno de los principales protagonistas. Apenas cuenta con 77.000 kilómetros y ha pasado por las manos de un único propietario.

Subasta-shelby-mustang-gt500-1969-1

Si tienes devoción por los Mustang y especialmente por aquellas unidades que han mejorado su rendimiento y apariencia visual gracias al trabajo del preparador norteamericano Shelby, quizás este ejemplar de 1969 sea el coche que estás buscando.

Del 16 al 18 de noviembre tendrá lugar una subasta organizada por Mecum Auctions en Las Vegas, Nevada. Allí habrá una gran cantidad de vehículos clásicos entre los que destaca este Shelby Mustang GT500 de 1969. Hablamos de un vehículo que sufrió alguna que otra modificación con respecto a los modelos del 67 y 68 que gozaban de una mayor popularidad.

Este ejemplar es el número 500 de un total de 1.402 que se fabricaron ese año. El GT500 ha pertenecido a un único propietario con residencia en Canadá quien adquirió el coche en enero del 69, cuidándolo estupendamente hasta nuestros días. Además, cuenta con los documentos de compra originales. Se estima que su precio rondará los 200.000 $ (170.000 € al cambio).

Debajo de una tonalidad inusual denominada “Silver Jade Metallic” encontramos los rasgos típicos aportados por Shelby como pueden ser las distintas entradas de aire de la carrocería, el spoiler trasero, las llantas de cinco radios, un frontal de fibra de vidrio, la jaula antivuelco o el escape central.

Bajo su enorme capó se aloja un propulsor Ford Cobra Jet V8 de 7.0 litros con 335 caballos de potencia a 5.200 revoluciones con un par motor de 600 Nm a 3.400 vueltas. Toda esa fuerza se transmite a las ruedas traseras a través de una transmisión automática de 3 relaciones y un diferencial autoblocante.