Boxster s argentina
Aparca su Porsche en un paso de peatones, le ocurre esto y así reacciona su conductor
Gettyimages-1052612612
Vettel explica que han tenido que volver al coche de hace tres meses
Skoda-fabia combi scoutline-2019-1600-01
Skoda Fabia Combi Scout: Aventura en familia
Sut japanese grand 1542616
Las cuentas de Hamilton para ser campeón en México
Autopistas estudio
El uso del carril izquierdo, los intermitentes y otros ‘pecados’ de la circulación en autopista

Las 5 cosas mal hechas que dañan la pintura de tu coche

Si hay algo que delata la edad de tu coche sin duda es la carrocería y el estado de la pintura que la cubre. Con estos sencillos consejos conseguirás mantenerla siempre perfecta. 

Color-carroceria

La pintura es una de las cosas de tu coche que más detalla su edad y cuidado recibido y de hecho la mayoría de las cosas que la estropean tienen su origen en factores externos, que muchas veces puedes evitar y conseguir así un aspecto mejor para tu coche. Además, un mantenimiento adecuado provoca menos averías y dota al vehiculo de buena apariencia si bien muchas veces no dedicamos el tiempo suficiente a estas tareas. 

Ante esta situación Certifiedfirst, red de talleres epecializados en chapa y pintura, propone una serie de consejos, 5 concretamente, para mantener la carrocería de tu coche en perfecto estado. 

1.- No limpiar el coche con regularidad o usar productos no adecuados para ello (agresivos). Las malas costumbres son habituales en este sentido. Si el lavado se realiza de forma constante y correcta es perfecto para proteger la pintura. Además, sino lavas el coche con regularidad, el polvo y la suciedad harán que finalmente la pintura pierda brillo. Para protegerla lo aconsejable es hacer un lavado semanal como mínimo. 

Si eliges un túnel de rodillos la pintura sufrirá micro arañazos y sino utilizas detergente adecuado también sufrirá, dado que hay productos de limpieza demasiado agresivos, como por ejemplo el lavavajillas. 

Asimismo, si lavas el coche a pleno sol con la carrocería caliente los productos detergentes pueden dejar marcas, al igual que si no se aclara bien el jabón.

2.- Dejar el coche aparcado al sol durante horas: Cuanto más pase tu coche en esta situación más se degradará la pintura dado que el sol intenso tiende a blanquearla, sobre todo hay que evitar que se seque al sol después de haberlo lavado. 

Al aparcar debajo de un árbol hay que tener en cuenta que determinadas especies producen gran cantidad de resina, muy agresiva con la pintura. 

3.- Dejar el coche aparcado debajo o cerca de árboles: Es muy habitual buscar una sombra para aparcar pero hay que tener en cuenta que determinados árboles producen gran cantidad de resina que daña la pintura, también los excrementos de pájaros o incluso el polen. 

4.- No ser cuidadoso al realizar las maniobras de aparcamiento: Los pequeños impactos parecen inofensivos para la carroceria de tu coche, pero nada más lejos de la realidad. Buscar un hueco excesivamente pequeño puede tener consecuencias fatales... 

5.- No tener cuidado con la sal de la carretera en invierno, la arena, etc: Ambas sustancias pueden ser agentes muy corrosivos para la pintura. Se debe tener la precaución de lavar bien el coche, sin olvidar los bajos, sobre todo cuando hemos circulado por zonas con sal o arena.