Tramontana-r-en-venta-01
Este Tramontana R está en venta y su precio es puro orgullo patrio
Renault atras coche 2018 1
Renault introducirá un suelo nuevo en Bélgica
Alonso
Alonso admite la posibilidad de realizar un test de IndyCar
Wec
Horarios y cómo ver las 6 horas de Silverstone: Alonso y Toyota vuelven a la carga
2019 golf r ginster yellow-large-8617
Volkswagen ofrece ¡40 colores! para personalizar el Golf R ¿Cuál eliges?

La Policía de Málaga detiene al conductor del vídeo “¡Antonio frena!”

Lejos del mítico vídeo ‘Juan frena’ protagonizado por una pareja de amigos en el Circuito del Jarama, en los últimos días hemos visto otro documento que corresponde a un título muy parecido pero cuyas consecuencias fueron completamente distintas.

Antonio-frena-malaga-knb-u501874489578fnf-624x385@las provincias

Hace unas semanas corría por redes sociales un vídeo en el que veíamos a unos jóvenes en el interior de un vehículo circulando por una calle pública a alta velocidad durante la noche, con un final que no fue el ideal para ninguno de los pasajeros.

Ahora hemos podido saber que tras las imágenes difundidas, la Policía Local de Málaga ha detenido al conductor del vehículo, un joven de 25 años, como presunto autor de dos delitos contra la seguridad vial. El primero de ellos por conducir un turismo con temeridad manifiesta, poniendo en peligro su propia vida, la de su acompañante y la de otros usuarios de la vía. El segundo, por haber provocado lesiones graves al copiloto motivadas por imprudencia grave, concretamente, una fractura subcapital de humero izquierdo.

La investigación comenzó el mes pasado al detectarse las imágenes difundidas en las redes sociales. Al cargo de esta se encontraban los agentes del GIAA, quienes determinaron que el suceso tuvo lugar a las 3:30 horas de la madrugada del pasado 9 de enero de este mismo año. El lugar de los hechos fue la calle Fernández Fermina, y el lugar de la colisión frontal fue la antigua Prisión Provincial de Málaga.

Todo apunta a que el conductor del Audi RS3 Sportback, el cual no era de su propiedad, trataba de impresionar a sus amigos y quiso realizar un derrape accionando el freno de mano. Sin embargo, el coche contaba con uno eléctrico por lo que la parecía del joven no fue la suficiente para salvar la colisión. Recordemos que bajo el capó del modelo alemán se esconde un propulsor 2.5 TFSI de cinco cilindros y 367 caballos de potencia.