Vuelta coche electrico
1.000 km por 10 euros: El coche eléctrico demuestra su economía de uso en viajes
Ferrari brasil
Ferrari encuentra el motivo de la mala carrera de Vettel
S18-3024-1541107590
Probamos el Porsche Panamera GTS: Falto de emociones
Verstappen ocon fia brasil 2018 1
Castigo surrealista para Verstappen por sus empujones a Ocon
Car-lovers
El 54% de los españoles no vendería su coche ni aunque le garantizaran su movilidad

Italdesing muestra la artesanal construcción de su Nissan GT-R50

El vídeo de la firma de diseño italiana nos descubre un cuidadoso trabajo a mano, moldeando el cuerpo de aluminio de esta creación especial a base de martillos. Artesanía italiana de la vieja escuela para crear un coche que parece del futuro.

Nissan-gt-r50

En un mundo en el que la producción de coches cada vez es más moderna, tecnológica y automatizada sorprende ver la construcción de un coche a base de pura artesanía a la vieja usanza: a martillazos. Así es como construye Italdesing el Nissan GT-R50, un creación especial para celebrar los 50 años de la firma de diseño. Un trabajo que se ha podido comprobar en un vídeo mostrado por la marca que muestra cómo, a pesar de su aspecto futurista, este modelo se construye prácticamente a mano.

Como puede verse en el vídeo, el aluminio que forma parte de cuerpo del GT-R50 se moldea a base de pequeños martillazos. Puedes imaginarte las horas y horas de trabajo a mano de sus responsables que implica esto, ya que no hablamos de una trasformación cualquiera a partir de un GT-R normal, sino que el nuevo diseño implica un techo rebajado de 54 milímetros y una trasera completamente transformada, añadiendo de paso una buena cantidad de elementos en un color dorado.

De acuerdo, no todo es tan “a la vieja escuela” porque para fabricar los pilotos traseros se ha utilizado una impresora 3D, lo que les permitió conseguir ese llamativo acabado de la iluminación, surgiendo de minúsculos orificios para crear una sensación de infinitud.

El mismo mimo se ha empleado en el interior con una combianción de fibra de carbono en acabado mate y brillante con detalles en dorado para el el panel de instumentos, la consola central y los paneres de las puertas y una mezcla de cuero y Alcántara para el resto del interior.

No se detalla el trabajo de en la mecánica aunque sabemos que aquí también se han realizado mejoras porque el V6 de 3.8 litros biturbo ha sido mejorado con la colaboración de Nismo y se han añadido turbos de un GT3, intercoolers más grandes, nuevos árboles de levas e inyectores de combustible de mayor flujo para obtener unos impresionantes 720 CV. También se ha reforzado la caja de cambios y los diferenciales para soportar esa potencia incrementada y se ha mejorado la suspensión con amortiguadores Bilstein y un sistema de frenos Brembo.

Tanto Nissan como Italdesing están barajando lanzar este GT-R50 en una limitada producción, eso sí, a un precio que podría situarse en los 900.000 euros.