Radares-laser-dgt-2-2
Radares Velolaser, ¿dónde están?: Aquí tienes la ubicación de los 56 operativos
Horarios mundial
La Fórmula 1 cambia horarios por el fútbol… ¡pero lo peor podría llegar en Austria!
Alonso le mans victoria 2018 1
Las 10 claves de la victoria de Fernando Alonso en Le Mans
Sut 2018 marc marq 1615561
Honda garantiza el mismo trato a Toro Rosso y Red Bull
Audi-a1-2018-02
Audi A1 2018: Todo sobre el utilitario premium que se hizo grande

Este Honda Civic Type R busca y encuentra su límite en Nürburgring

El conductor de este Type R de segunda generación ha sido el último en sufrir la ira del 'Infierno Verde' y por supuesto, había una cámara cerca para inmortalizar el momento.

Civic-type-r-nuerburg

Los youtubers apostados en Nürburgring capturaron este fin de semana una nueva 'presa', el conductor de un Honda Civic Type R de segunda generación que estaba dando un auténtico recital en la pista germana hasta que cometió un error al volante que la física no le pudo perdonar.

La escena del accidente la registró Auto Addiction y es un vuelco de los que ponen los pelos de punta. El joven conductor del Type R llegó demasiado rápido a un giro de derechas en bajada y cuando se dio cuenta de su error frenó con fuerza a la vez que giraba en exceso el volante tratando de meter al coche en la curva. 

Sin embargo, sucedió lo inevitable, todo el peso del vehículo se desplazó hacia la parte delantera y con la dirección tan girada, la rueda trasera derecha no tardó en perder contacto con el asfalto y la fuerza centrífuga hizo el resto elevando también por los aires a la rueda delantera del mismo lado y produciendo finalmente un vuelco que por suerte, terminó sin mayores consecuencias.

Tanto el conductor como su acompañante fueron evacuados del coche sin heridas de gravedad y aunque el Civic quedó seriamente dañado, estamos seguro de que podrá ser reparado. Incluso, el joven se librará de pagar los daños causados en la pista, algo que exige Nürburgring a todos los conductores privados que acostumbran a derribar vallas o destrozar guardarraíles. Como puedes ver a continuación, estamos ante un vuelco totalmente limpio.