Tarraco-x-tomi
Cupra Tarraco: ¿Especulación o realidad?
Bellof
Pros y contras de un tercer coche por equipo en Fórmula 1
Lorenzo-marquez
El incidente de Lorenzo y Márquez desde todos los puntos de vista: ¿Quién tiene razón?
Borkovic 03
Un piloto la emprende a golpes contra miembros del equipo contrario
Llega el nuevo Outlander PHEV 19MY, de Mitsubishi
Da la bienvenida al nuevo SUV híbrido enchufable de Mitsubishi
Car and Driver + Mitsubishi

Así se liberan los más de 1.200 CV del Dodge Demon HPE1200

Hennessey ha puesto a prueba sobre el asfalto su nueva creación para aquellos a los que 852 o incluso 1.013 CV les siguen pareciendo poca cosa.

Dodge-demon-hennesey-1200

Hemos visto en muchas ocasiones la potencia salvaje del Dodge Challenger SRT Demon, un coche que fue creado para ser imbatible en drag races y para hacer el cuarto de milla en menos de 10 segundos pero con el que hay que tener una contrastada maestría con el pie derecho para no ver cómo se escapan parte de sus 852 CV. Con esa asignatura superada el Demon puede incluso ser tan rápido como el muchisimo más caro Bugatti Chiron.

Pero en caso de que aún queden dudas, Hennesey Performance ha llegado al rescate con una “revisión” del brutal muscle car pensada para los eternos inconformistas, esos a los que incluso su también reciente creación el HPE1.000 les parece poco. Para ellos y para los locos de la velocidad y las drag races en general está esta HPE1.200.

La actualización de Hennesey para alcanzar unos 1.216 CV viene con un sobrealimentador mejorado, una jaula antivuelco homologada por la NHRA o un paracaídas trasero.

La actualización de Hennesey para alcanzar unos intimidantes 1.216 CV de potencia viene con un sobrealimentador mejorado, pero también con otros detalles como una jaula antivuelco homologada por la NHRA, un paracaídas trasero para frenar con más fuerza tras quemar el asfalto, y una puesta a punto de su V8 HEMI de 6.2 litros que suena así de bien.

De hecho según la pagina oficial de Hennesey para este modelo las mejoras en el sistema de sobrealimentación están pensadas para llegar incluso a los 1.520 CV. Ya decimos que se trata de una preparación para eternos inconformistas.