Sin titulo
La policía de Florida es testigo de cómo una avioneta aterriza en plena carretera
Sut brazilian gran 1557426
Honda espera terminar “en lo más alto” su relación con McLaren
Aston martin racing2018 vantage gte01-jpg
Aston Martin Vantage GTE 2018: En busca de la perfección
Sut brazilian gran 1558248
Massa ya sabe quién será su sustituto: “No tengo que apostar por nadie”
2018-gmc-sierra-2500hd-all-mountain-concept-001
GMC Sierra All Mountain Concept: Para todos los terrenos

Corazón Hellcat para este Toyota Prius

Con el sobrenombre de PriuSRT8 nace esta brutal ‘criatura’ con un descomunal V8 bajo su capó y potencia suficiente como para arrastrar una casa.

Message-editor2f1500045894202-toyotapriushellcatgallery2

Definitivamente las apariencias engañan. Lo que aparentemente puede resultar silencioso, respetuoso con el medio ambiente o económico como una mecánica híbrida implementada en un Prius, puede sorprender a la mayoría por ser de todo menos lo anteriormente citado.

Es el caso de este Toyota Prius, o lo que queda de él. Los chicos de American Racing Headers afincados en Nueva York, Estados Unidos, han tenido la disparatada y extravagante idea de sustituir la mecánica de origen del modelo japonés por nada más y nada menos que el propulsor del Dodge Challenger Hellcat.

Sin duda, un gran desafío dada la diferencia de tamaño entre ambos motores y el tipo de tracción que emplea cada coche, sin olvidar los grandes esfuerzos que tiene que soportar el chasis. 

Para ello, ARH ha modificado prácticamente todo el conjunto del coche, incluyendo el motor, chasis, transmisión, neumáticos, diferencial, etc. Tan solo la carrocería exterior perdura del original modelo japonés. 

El motor de 1.8 litros con 100 caballos y ciclo Atkinson deja paso a un enorme V8 de 6.2 litros con una potencia de 707 caballos de origen. Decimos de origen porque como podéis imaginar estos chicos no se iban a conformar con ‘solo’ esa potencia. El resultado ha sido añadir un compresor volumétrico Whipple de 4.5 litros al V8, obteniendo de esta forma la asombrosa cifra de 1.000 caballos de potencia.

Para terminar, diremos que el chasis ha sido convenientemente modificado por uno tubular aprobado por la NHRA y la potencia se trasmite a las ruedas traseras mediante una caja de cambios de seis relaciones.