Volkswagen Renntransporter
Volkswagen Renntransporter: Motorhome a la medida del Porsche 935
Arrivabene-vettel
Arrivabene: “Tarde o temprano, Vettel ganará con Ferrari”
Miss-tuning-calendario-2019-portada
Calendario Miss Tuning 2019: Laura Fietzek dispara la temperatura
Ayrton-senna-helmet-1985
El casco y varias prendas originales de Ayrton Senna, a subasta en la red
197ca90a-bmw-x7
BMW X7: Presentada la primera imagen oficial

¿Cuál es la autonomía real del Jaguar I-Pace?

La revista Top Gear ha puesto a prueba la autonomía del eléctrico de Jaguar en un recorrido de 468 km para comprobar hasta qué punto difiere de los datos de la homologación WLTP.

Jaguaripaceautonomiaportada

El Jaguar I-Pace es uno de los eléctricos más interesantes en el mercado, una combinación de SUV premium y eléctrico que resulta diferente a otras opciones de este segmento en auge. La clave como siempre en este tipo de coches está en su autonomía: bajo el nuevo ciclo de homologación WLTP, el Jaguar I-Pace consigue una autonomía de 480 km, pero ¿Hasta qué punto es real esta estimación?

Por ello la revista Top Gear ha medido en un viaje de 468 km la autonomía real de este eléctrico. Para lograrlo, el I-Pace cuenta con una batería de 90 kWh de capacidad que alimenta a dos motores gemelos de 200 cv situados en el eje delantero y trasero. De esta manera el I-Pace no sólo tiene tracción a las cuatro ruedas, sino que tiene una potencia conjunta de 400 CV llegando a alcanzar los 100 km/h en sólo 4,8 segundos.

Aunque la unidad de pruebas dió problemas en los cálculos de autonomía, lo que según la marca es motivo de unos sistemas aún en fase de beta, el indicador de la batería funciona bien y consigue llegar a su destino con sólo un 1% de la batería (En realidad se realizó una carga rápida de un 10 para no quedarse tirados, y con ella se llegó al final del viaje con un 11%).

Aunque se cumplió la misión y en un trayecto “real” con un recorrido que incluía zonas urbanas, carreteras secundarias, autopistas y paradas para descansar quizás la conducción y los compromisos a adoptar para llegar a esos 468 km no fueran tan reales: se circuló a una velocidad limitada a 75 km/h en carreteras secundarias, sin calefacción, sin aire acondicionado, sin radio, sin Head Up Display, sin control de crucero adaptativo ni asistente de carril, sin limpiaparabrisas ni faros automáticos. Demasiados sacrificios para un viaje de más de 400 kilómetros.

Según el probador la autonomía en condiciones normales sería de 320 km por carga, pero teniendo en cuenta la alta capacidad de las baterías y la situación prematura del coche quizás en su fase final sí pueda alcanzar unos 400 km de autonomía en ciclo míxto. Una posible mayor autonomía a la que sin duda ayudará también un sistema de carga que en un futuro pasará de los 100 kW de potencia actuales a los 150 permitiendo cargas más rápidas en redes como las que instalará IONITY en España.