Operacionborrico4
La Guardia Civil utilizará 19 coches procedentes de la Operación Lezo
Gettyimages-831221420
Usain Bolt dará la salida a la vuelta de calentamiento en Austin
Sony taiwan1
Este pack del Gran Turismo Sport incluye hasta un coche
Cota salida 1
Previo Gran Premio de Estados Unidos: Primer ‘matchball’ para Hamilton
Sin titulo
El campeón de la F2, Charles Leclerc, recibe un Ferrari 812 Superfast

Range Rover 2018: Sabe madurar

El todoterreno de alta gama por excelencia mejora su imagen exterior e interior, refuerza su equipamiento y recibe una variante híbrida enchufable que le mete de lleno en la era de la movilidad eléctrica.

Land rover-range rover-2018-1600-01

Hay Range Rover para rato, hay todoterreno para el futuro. Cinco años después de su estreno, la última generación del 4x4 británico recibe un importante restyling que le permite afrontar los próximos años con garantías.

Salta a la vista que el cambio estético no es precisamente relevante, si bien apreciamos una parrilla ligeramente modificada, unos paragolpes más estilizados que reciben unas entradas de aire más grandes y unos faros delanteros que pueden incluir tecnología Led y láser. De la misma forma, encontramos una nueva gama de llantas de aleación, colores para la carrocería –incluyendo un rojo y un azul inéditos– y dos paquetes de personalización denominados Black Exterior y Shadow Exterior que añaden diferentes molduras en negro o gris a elección del cliente.

Ya en el interior apreciamos otra serie de detalles que refuerzan la sensación de calidad percibida. El más relevante es el sistema multimedia Touch Pro Duo que combina dos pantallas táctiles de 10 pulgadas desde las que el conductor puede acceder a toda la información. Además, por si esto fuera poco, el cuadro de mandos también es digital, alcanza las 12 pulgadas de tamaño y se puede completar con un Head Up Display a color igualmente rediseñado y de tamaño considerable.

Los menos tecnológicos también valorarán la ergonomía de unos nuevos asientos delanteros y posteriores, el aumento de los huecos útiles y la mayor dotación de tomas de corriente de 12V y puertos USB en un coche que ofrece conexión WI-Fi 4G a sus ocupantes.

Pero el restyling del Range Rover también ha afectado a su mecánica y es que en su gama de motores destaca ahora una variante P400e que es híbrida, enchufable y que ofrece una autonomía de 51 kilómetros en modo eléctrico. Ésta asocia un compacto motor 2.0 Si4 de gasolina a otro eléctrico y entre ambos desarrollan 404 caballos de potencia y entregan un par de 640 Nm, una fuerza que se transmite mediante una caja de cambios automática ZF de ocho marchas a las cuatro ruedas.

Una novedad no menos importante supone la llegada del 5.0 V8 SV-Autobiography Dynamic, ideado para competir con los Mercedes-AMG o BMW M pues alcanza los 565 caballos con un par máximo de 700 Nm. La oferta la completan los conocidos 3.0 TDV6 de 258 caballos, 4.4 SDV8 de 340 en tanto a diésel y los 3.0 V6 y 5.0 V8 de 525 caballos de gasolina.

El lanzamiento del Range Rover 2018 en nuestro mercado es inminente y de hecho, la marca comenzará a aceptar pedidos del mismo este mes aunque no ha hecho público todavía el listado de precios.